fbpx

Blog

Quiet Investment / Cultura Financiera  / Twitter y el inversor

Twitter y el inversor

Twitter y el inversor

¡Ya está aquí Twitter! Se acabó el husmear casposo en las páginas color salmón. El inversor ha encontrado un nuevo proveedor de información y opinión, un nuevo amigo y aliado dispuesto a facilitarle la complicada labor de toma de decisiones financieras. Esta herramienta sorprendente y fascinante ha revolucionado los cauces tradicionales de la comunicación económica y financiera. ¡No espere a las noticias! Abra su Twitter y sea el primero en enterarse de todo. No obstante, circule con cuidado en esta autopista mediática porque no todas las señales de circulación son correctas ni todos los conductores prudentes. Un cuchillo también es una herramienta útil…y, sin embargo, afilada.

Quiet Investment también tiene cuenta oficial en Twitter: @quietinvestment. Hablaremos, pues, de nuestra experiencia con este instrumento y de las conclusiones a las cuales hemos llegado tras interaccionar con otros internautas en este nuevo tinglado mediático. No se halla en la naturaleza de ninguna cosa el ser buena o mala sino que, como casi todo en la vida, depende de cómo se use. Primero, y en nuestro habitual estilo, le contaremos al lector por qué tenemos una cuenta en Twitter para, a continuación, ilustrarle con alguna de nuestras experiencias. Finalmente, le ofreceremos unos consejos prácticos de carácter general para que evite los perniciosos efectos secundarios que el uso y abuso de Twitter puede tener en su proceso de toma de decisiones financieras.

¿Aún no se ha hecho seguidor de @quietinvestment? ¿A qué está esperando?

Twitter y Quiet Investment

Nosotros usamos Twitter, evidentemente, como medio para publicitar nuestros post. El blog, que no incluye publicidad, nos cuesta dinero y tiempo. Sin embargo, es una herramienta útil para conseguir que otros nos lean puesto que de esta manera nos pueden surgir ofertas de colaboración o negocios. Si usted no va a buscar las oportunidades éstas, téngalo por seguro, no van a ir a buscarle a usted. Dado nuestro estilo y principios no es menos cierto que no somos particularmente optimistas en cuanto a que todo esto nos produzca demasiados beneficios más allá de la satisfacción personal, que esa sí es mucha pero no paga facturas.

twitter y el inversor 01

Quiet Investment, aparte de tener una cuenta conjunta para hacer experimentos en los mercados, constituye nuestra plataforma para dar a conocer nuestras ideas y procedimientos. Como liberales y, además, seguidores de la Escuela Austriaca, también nos interesa la divulgación de unos valores que incidan en la defensa de la libertad individual frente a gobiernos y terceros paragubernamentales que parte de recalcar la importancia de la independencia financiera, a la cual consideramos como la base material indispensable de aquélla. Al mismo tiempo nos mueve la difusión de algunos principios básicos de cultura financiera que mejoren los conocimientos y perspectivas del ciudadano medio.

Además de publicitar nuestros post, de vez en cuando retuiteamos algún tuit interesante o artículo o post o vídeo que nos haya llamado la atención. A veces se nos olvida porque estamos siempre muy ocupados. Ocasionalmente escribimos alguna reflexión pero la verdad es que somos más voyeurs que exhibicionistas en Twitter y finalmente la mayor parte de las veces lo usamos para difundir nuestros post. El otro uso que le damos es para enterarnos de las noticias o ver algún link que despierte nuestro interés. Twitter es muy útil a la hora de dar un repaso rápido a la actualidad del día, tanto política como financiera.

twitter y el inversor 02

Nuestras relaciones con los seguidores de nuestra cuenta son cordiales. Si nos hacen un elogio procuramos dar las gracias aunque a veces nos olvidemos. Si alguien nos insulta o se mete con nosotros le ignoramos y posteriormente lo bloqueamos para que no nos de más la brasa. También procuramos no seguir a muchas personas porque de lo contrario el Twitter se vuelve inmanejable.

Experiencias tuiteras

Nuestra experiencia con Twitter es positiva porque gracias a esta simpática aplicación hemos incrementado nuestro número de lectores significativamente. Sin Twitter, no nos leería ni el Clavijo. Además, Twitter ha enriquecido nuestra cultura financiera porque frecuentemente se ven cosas interesantes, sobre todo links a post o artículos o vídeos. Por otro lado, también es divertido. Hay que reconocer, además, que cuando lees un tuit como «Todo lo que no mata engorda. Menos el kebab, que hace las dos cosas» la risa contribuye a hacer más llevadero el día. La obligatoriedad de la concisión ha resultado ser un incentivo enorme a la brillantez.

Lo que nos ha llamado poderosamente la atención ha sido, sin embargo, la ingente cantidad de sentimientos vertidos a la red por el pequeño y no tan pequeño inversor. Dinero y emociones cabalgan juntas si bien debieran hacerlo por caminos diferentes. En muchas ocasiones hemos sido involuntarios protagonistas de este exceso emocional. Vamos a ofrecer al lector unos cuantos ejemplos porque sirven para extraer lecciones importantes de cómo usar Twitter sin que éste enturbie su proceso de toma de decisiones financieras.

Desde un punto de vista negativo, nos hemos encontrado con dos fenómenos diferentes. El primero de ellos es la incomprensión acerca de lo que escribimos y nuestra forma de hacerlo. He aquí un ejemplo:

001.TWITTER Y EL INVERSOR

Aquí tenemos un seguidor que nos «unfollowea» porque entiende que odiamos a la industria de los fondos de inversión. Sospechamos que esto se debe a nuestro mordaz post acerca de tal industria. El profesor del IESE Pablo Fernández ha realizado un estudio mucho más completo y académico que el nuestro sobre el mismo tema. La conclusión empírica, tanto en España como en el resto del mundo, es que los gestores de los fondos no merecen las comisiones que cobran porque tan sólo unos pocos obtienen una rentabilidad superior a su índice de referencia.

Nuestro ex-seguidor, compungido por nuestra incomprensión, añade además:

002.TWITTER Y EL INVERSOR

Lo cierto, sin embargo, es que nosotros no odiamos ni mucho menos a la industria de los fondos de inversión. De hecho, hemos defendido varias veces que su existencia es necesaria y útil. Lo que no es necesario y útil son sus excesos. Como firmes partidarios de la indexación como forma principal o complementaria de inversión a largo plazo creadora de patrimonio para todos los ciudadanos la industria de los fondos de inversión es un gran paso adelante en la democratización del mercado haciéndolo accesible a todos independientemente de su nivel de ingresos. Yo mismo, además, soy cliente de Bestinver, como he señalado aquí, que es una gestora activa tipo value (por el momento) que intenta batir al mercado.

Por tanto, una cosa es poner de relieve la inmensa dificultad de seleccionar un fondo que lo vaya a hacer mejor que el mercado y alertar acerca de los excesos del cobro de comisiones adicionales a las de gestión, como por ejemplo, apertura, traspaso y reembolso, así como condiciones de cantidades mínimas a invertir y mantener, y otra bien diferente «odiar» algo que consideramos necesario, útil y beneficioso. La buena literatura financiera siempre ha puesto de relieve estos abusos y sus resultados, como por ejemplo El inversor Inteligente (B. Graham), Ganar jugando a no perder (Charles D. Ellis), Un paseo aleatorio por Wall Street (Burton G. Malkiel) o Estrategias de inversión a contracorriente (David Drenan). Fíjese incluso que el primero y el último de estos cuatro libros parten de principios y presupuestos diferentes a los dos de en medio. Encontrará una buena guía sobre esto y muchas más cosas en Academia de Inversión.

007.TWITTER Y EL INVERSOR

Nadie dice que gestionar un fondo sea fácil. Lo que decimos es que a gran parte de la industria de los fondos de inversión esto se la trae al pairo porque sus incentivos y los del cliente son muchas veces divergentes. Por otro lado, es también cierto (y nosotros no lo hemos recalcado) que el cliente es, en innumerables ocasiones, el principal responsable de que su inversión en el fondo X sea un desastre. Primero porque es connatural a su naturaleza el quererlo todo ahora y a cambio de nada. Segundo porque no sabe ni lo que quiere ni cuando lo quiere ni como lo quiere. Tercero porque adopta las decisiones equivocadas en los peores momentos. El cliente es, sin duda, uno de los mayores problemas a los que se enfrenta el gestor de fondos simple y llanamente porque muchos partícipes ni saben lo que hacen ni por qué lo hacen ni, por tanto, conocen la manera de comportarse correctamente.

Aunque hay más tuits enconados contra Quiet Investment basados en la incomprensión acerca de lo que realmente tratamos de decir, sobre todo en cuestiones relativas al MAB y a los chicharros (no, no «odiamos» a las empresas del MAB ni a las del IBEX Small Cap) ahora veremos una segunda clase de tuits, que son los que espera el lector, esto es, los insultantes. Como ya habíamos anticipado no respondemos nunca a los insultos porque estos se acaban simple y llanamente bloqueando al pelmazo. Ahora bien, vamos a ofrecer unos cuantos de los que hemos recibido para ilustrar algunas de las cosas con las que el lector tuitero debe tener cuidado.

Consejos prácticos de comportamiento tuitero

Sobre los insultos y descalificaciones (que no sobre las opiniones razonadas que no coincidan con la nuestra). Ignórelos. Bloquee al insultador y asunto arreglado. No responda jamás a ofensas gratuitas porque sólo obedecen a la necesidad de protagonismo del que intenta ofender. He aquí tres ejemplos:

003.TWITTER Y EL INVERSOR

Como puede ver en el primer tuit el tuitero se viene arriba porque Colonial está subiendo (o SUBIENDO). La cotización de este valor al cual le dedicamos un post nada halagüeño enardece al pequeño inversor chicharrero que, además, usa la expresión «galleguiño» de esa manera que hace aumentar las filas de los partidos de descerebrados nacionalistas. Ignoramos el lugar de nacimiento de este señor pero de su forma de expresarse se intuye que por lo menos ha nacido y vive en un lugar al menos tan cool fashion como la city londinense. Le deseamos también que su historia de amor con Colonial llegue a buen término y sean muy felices juntos. A nuestros lectores les sugerimos, en cambio, que eviten enamorarse de una acción porque eso es, básicamente, de tontos.

Importante para el lector. La expresión SUBIENDO no es en el caso de Colonial ni de cualquier otra empresa una confirmación de su calidad o conveniencia sino del diario fluctuar de cualquier cotización y de las emociones que genera en sus hooligans. Recuerde que su inversión será correcta o no si el proceso seguido en ella es el acertado independientemente de la evolución de la cotización a favor o en contra.

El segundo tuit usa la expresión «fundamentalista.» Suponemos que quiere decir «value» o «analista fundamental» y pregunta cuánto perdemos en PTC, algo que puede averiguar aquí. El término fundamentalista nos ha hecho mucha gracia y no hemos podido resistirnos. Probablemente un analista técnico sea para este tuitero enojado un «tecnicista» o puede que un «tecnócrata.»

twitter y el inversor 03

Importante para el lector. No deje que otros usuarios le provoquen porque usted haya tenido un error de inversión. Todos los inversores, absolutamente todos, se equivocan (incluido el autor de estos tuits). En PTC, por ejemplo, lo hemos hecho unos cuantos sin que eso nos sirva de consuelo a ninguno. El anonimato que ofrece la red hace que las personas se envalentonen y se vengan arriba lo cual no significa que no cometan errores de inversión. Equivocarse forma parte habitual de la vida de un inversor y el principio básico es minimizar el impacto del error y estar financieramente preparado para ello porque no es posible evitarlo. Vean lo que le ha pasado a Warren Buffett con Tesco. Que los tuiteros se expresen como si el fallo no fuera con ellos y que jamás hablen de sus meteduras de pata no significa que no cometan pifias. Lo que pasa es que si lo hacen cierran su cuenta y abren otra nueva.

El tercer tuit pasa del insulto a la amenaza. Muy pronto este usuario nos desenmascarará puesto que opina que Quiet Investment y el usuario @xxxxxx son la misma persona. Lo que nosotros creemos es que el usuario @xxxxx ha tenido que reirse un rato largo con esta ocurrencia. El extraño vengador de Twitter, forofo de Colonial, promete justicia cósmica financiera desenmascarando una extraña conspiración en la que recomendamos la compra de PTC. Lo cierto, y cualquiera que nos haya leído lo sabe, es que nosotros no hacemos recomendaciones de compra o venta sino tan sólo análisis de activos concretos en los que señalamos sus pros y sus contras. Hemos realizado una larga serie de post sobre los distintos segmentos del IBEX en los que hemos partido del principio de evitar el error señalando las empresas que nos parecían más proclives a favorecerlo y explicando, en cada caso, por qué sin que ello signifique que no nos podamos equivocar o que otro tipo de inversor pueda tener éxito en esas compañías.

Importante para el lector. Ignore las amenazas y no responda a ellas. Los que las hacen son tan inofensivos como cobardes. Cosas del anonimato. Nosotros estamos demasiado ocupados como para tener más de una cuenta de Twitter y no somos publicistas de ningún valor. Sólo opinadores. En Twitter proliferan los héroes. Héroes anónimos siempre. No se fíe de ellos porque tienen tan poca puntería como el Equipo A. Usted no tiene más héroes que su sentido común, su experiencia y sus conocimientos. Esos son sus X-Men. Piense además que las personas que tienen tanto tiempo libre como para insultar y amenazar a otros es muy probable que realmente ni tengan nada mejor que hacer ni sepan hacer gran cosa.

Este tuitero agresivo nos viene al pelo para los siguientes ejemplo didácticos sobre cómo tomarse con filosofía el Twitter financiero. La verdad es que es un filón, aunque hay muchos como él. Por comodidad, usaremos esta mina dado que es un auténtico compendio de conductas a evitar. Veamos el primero:

004.TWITTER Y EL INVERSOR

Estas dos expresiones, FIESTA e INVERSIÓN TOP, en mayúsculas, u otras similares deben alertarle inmediatamente acerca de la conveniencia de alejarse de ellas. En especial la palabra «fiesta» y su relación con «bolsa» o «mercado de valores» o «empresa x» es una clara invitación a un «run for your life.» Los usuarios de Twitter que vomitan estas tontadas no están interesados en que usted vaya a ninguna fiesta o en enriquecerle. Lo que ocurre es que ellos, previamente, han adquirido títulos de esa compañía y por tanto su interés primordial es que otras personas los compren para que la cotización suba (o SUBA). O bien es que, simple y llanamente quieren venderle algo. Normalmente relacionado con instrumentos de trading.

Nosotros no lo sabemos y nos parece un tanto difícil de creer, pero no imposible, que algunas empresas chicharreras o MABeras tengan a sueldo a algunos señores para que rebuznen en el Twitter. También nos parece difícil de creer, pero a su vez no imposible, que varios chicharreros o MABeros actúen conjuntamente para incitar al pequeño inversor a involucrarse en los activos que están publicitando. Sobre todo si su liquidez no es muy elevada y la cotización se puede mover con relativamente poco dinero.

Importante para el lector. Sea como fuere usted y sólo usted es el responsable último de lo que va a hacer. No le eche la culpa a lo que parece ser un «trilero» (expresión la mar de graciosa) porque si bien en Twitter se pueden obtener informaciones prácticas importantes lo cierto es que el inversor tiene que saber distinguir entre publicidad/publicistas de opinión e información. No grite gol porque un montón de cenutrios rebuznen a su lado. Si usted chilla como un energúmeno esa es su responsabilidad porque el «trilero» no le pone una pistola en la sien. Lo único que hace es rebuznar y usted estaría como una cabra si al rebuzno lo acompaña con otro rebuzno que conlleve gastarse sus cuartos.

Atención ahora al siguiente ejemplo:

005.TWITTER Y EL INVERSOR

«Compre o se arrepentirá»: todo un clásico del timador ibérico e internacional. Usando el mismo truco que el último y célebre anuncio de la Lotería de Navidad este tuitero vaticina beneficios astronómicos del 600% para la Apple de las inmobiliarias españolas. Otro tuitero, ahora desaparecido, bramaba una y otra vez que se iba a «forrar» con PTC mientras nosotros veíamos cada día con mayor pesimismo basado en los hechos derivados de los escándalos de sus directivos que probablemente perderíamos dinero con esta empresa como finalmente ocurrió para nuestra desgracia.

Importante para el lector. No deje que sus decisiones de inversión se vean influenciadas por llamamientos a los instintos más bajos de la naturaleza humana. Tanto para Colonial como para cualquier otra empresa el llamamiento al cielo de los beneficios astronómicos no puede encerrar nada bueno. Lo cierto es que si Colonial va obtener en el futuro próximo una rentabilidad tan elevada no tiene mucho sentido que este tuitero lo publicite de esta manera. Sería más astuto guardárselo para sí e intentar comprar el mayor número de acciones antes de que otros inversores se enteren del chollo y sus compras arruinen la posibilidad de seguir adquiriendo a precio de ganga los millones y millones y millones de títulos de Colonial. Es evidente que este tuitero es de naturaleza generosa e igual que el amigo de Antonio ha decidido reservar un sobre para todos ustedes. ¡Qué bonita es la Navidad financiera tuitera!

Este otro ejemplo es quizá de los mejores. De los mejores a evitar queremos decir porque entraña una gran advertencia:

006.TWITTER Y EL INVERSOR

El tipo «se moja» en una predicción de evolución del IBEX a medio plazo. Además, asume que si se equivoca le lloverán críticas. Ha debido recibir muchas llamadas por «mojarse» en su predicción agradeciéndole su audacia y es probable, por tanto, que sus millones de seguidores se indignen con él si se equivoca, «lloviendo» las críticas. El momento «adivino/augur» de los mercados es el plato fuerte de la actualidad financiera. Afecta por igual al chicharrero y al Finantial Times. Año tras año el inversor demanda que le lean el futuro y año tras año el mercado le proporciona el servicio que él ha demandado. Luego, el futuro (que ya no es lo que era) hace lo que le da la gana pero como el año ya ha pasado todo se olvida y a por el siguiente ejercicio.

Importante para el lector. Si hay algo de lo que debe huir a toda costa no ya de Twitter sino de cualquier medio de comunicación financiero o blog o lo que sea es de las predicciones a corto y medio plazo (menos de un año) respecto a la evolución de un activo en concreto o un índice. No siempre, pero sí casi siempre. Una sorpresa inesperada puede hacer que una tendencia alcista se retrase o corrija por un tiempo superior a un año sin que esa tendencia primaria se rompa. La predicción es el campo de cultivo preferido de aquellos a los que les gusta el protagonismo y llamar la atención porque si aciertan serán la princesa del cuento durante los siguientes 15 minutos. El problema de fondo, claro está, es que pronto se equivocarán y habiendo adquirido fama o cierta relevancia mediante la adivinación un error en el siguiente pronóstico destruirá su reputación. Cuando el adepto se cansa de su Mesías suele buscarse otro así que la rueda seguirá rodando. No obstante, en el camino quedarán muchos que por una fe equivocada se habrán dejado una parte de sus dineros en falsos profetas. No sea usted uno de ellos. Huya, veloz como un guepardo, de las predicciones acerca de a cuánto va a cotizar este o aquel chicharro o la nueva OPV del MAB. Sobre todo en Twitter. Y fuera de Twitter también. Las probabilidades de que le estén tomando el pelo son de más del 99%.

twitter y el inversor 04

Tuiteando que es gerundio

El inversor puede beneficiarse del uso de Twitter de múltiples maneras: descubriendo blogs y páginas de información sugeridas por otros usuarios, haciendo contactos, intercambiando opiniones, divirtiéndose, echando un vistazo rápido a la actualidad financiera, etc… Pero como de costumbre es el inversor en su soledad quien debe hacerse cargo de las consecuencias de sus decisiones de inversión. Twitter es una herramienta más pero en ningún caso es la panacea de los pelotazos. Es completamente legítimo que cualquiera use Twitter para publicitar sus intereses y mover a otros a que los secunden. De la misma manera es de lo más razonable que el inversor aprenda a distinguir información de opinión y, sobre todo, de publicidad.

Si usted va a comprar un activo concreto hágalo porque tras un estudio concienzudo ha llegado a la conclusión de que su decisión es correcta y no porque se haya apoyado en las opiniones de tuiteros ávidos de protagonismo que en realidad ocultan intereses opacos que probablemente no coincidan con los suyos. Como siempre, piense por sí mismo, algo que siempre le hemos sugerido en Quiet Investment. La brevedad de un tuit no significa que usted no deba buscar el por qué de una recomendación o un slogan. Haga su parte del trabajo y no delegue en otros su responsabilidad.

Piense por sí mismo…pero eso sí: no se olvide de retuitear los tuits que hemos programado con el Hootsuite para que sus seguidores lean este post. Muchas gracias y que usted lo tuitee bien.

Santiago Casal

23 Comments

  • Nairan

    2 de febrero de 2015 16:18
    Responder

    Hola QuietInvestment:

    Entrada con mucha sensatez común como de costumbre. ¿No podríais resumirla en 140 caracteres? 😛

  • Luis

    2 de febrero de 2015 16:35
    Responder

    Grandísimo post como es costumbre en vosotros, lo único que espero es que vuestra paciencia prevalezca y sigaís haciendo post de todo tipo incluidos análisis de empresas, no para actuar en base a ellos los lectores sino porque se aprende mucho de ellos cuando se hacen desde una perspectiva de razonamiento y sentido común.
    Gracias por vuestros aportes y saludos de otro Voayer y retuiteador de lo que yo entiendo es información de calidad. Un abrazo¡¡

    • Quiet Investment

      2 de febrero de 2015 16:46
      Responder

      Hola y muchas gracias a ti por leernos. Se hará lo que se pueda. Un abrazo!

  • ardillainversora

    2 de febrero de 2015 22:30
    Responder

    Geniales, como siempre.
    Yo también la utilizo para publicitar las entradas del blog, aunque este no es el mayor uso que le doy a Twitter, me parece una herramienta por su necesidad de brevedad ha sacado el humor más sarcástico de muchos españoles.
    Un saludo,
    Ardilla Inversora

    • Quiet Investment

      2 de febrero de 2015 22:38
      Responder

      Hola y muchas gracias. La verdad es que la necesidad de ser breve aguza el ingenio, de natural sarcástico en España. Un saludo!

  • movendus

    3 de febrero de 2015 22:40
    Responder

    gracias de nuevo por vuestra sensatez!
    Y No solo hablando de mercados!
    Yo os deseo que podáis ganaros la vida con vuestro blog y demás parafernalia porque me gusta pensar que el buen trabajo tiene su recompensa….
    Un abrazo y enhorabuena dé nuevo

  • Enric

    3 de febrero de 2015 23:32
    Responder

    Muy buen artículo, he empezado a leer tuits de supuestos inversores y coincido plenamente en vuestro análisis.

    Espero que pronto hagáis más artículos relacionados con el value, que es lo que se os da bien y por lo que se os valora!

  • mario

    4 de febrero de 2015 16:49
    Responder

    no se si conseguireis muchos contactos…. pero a mi me encantais!! verdades como punyos!!
    gracias por vuestros articulos!!!
    espero q sigais asi mucho tiempo!!!

    • Quiet Investment

      4 de febrero de 2015 17:01
      Responder

      Hola y muchas gracias. no te olvides de hacer RT a este post jeje. Un saludo!

  • Electrón

    4 de febrero de 2015 17:50
    Responder

    Me recuerda mucho a un ejemplo que leí en alguno de los clásicos de la inversión value (no recuerdo el libro, pero me suena a Warren Buffet o Peter Lynch, por el tono de humor que utilizan) y venía a decir algo así como que si todos los americanos tiraran al aire una moneda, y solo se clasificasen los que sacaran cruz, después de muchas tiradas sólo quedarían unas pocas decenas de personas que hubieran sacado siempre cruz. Estos se forrarían escribiendo libros con nombres rimbombantes acerca de su habilidad sobre como tirar monedas al aire, darían cursos al respecto y todo el mundo les pediria consejos porque claramente son gente increible…

    Si por aquel entonces hubiera existido Twitter, no hubieran podido dar más en el clavo!! Tanto gente aconsejando tantas cosas día y noche, es de esperar que algunos acumulen de casualidad una lista de aciertos… pero si tan seguros estuvieran de sus propias predicciones,no creo que dedicasen el tiempo a hacer el cafre por Twitter. Quizás contar millones de euros les aburre y prefieren hacer ruido.

    • Quiet Investment

      4 de febrero de 2015 18:05
      Responder

      Hola. Magnífico ejemplo. Me parece que estás citando un famoso artículo de W. Buffett acerca de los inversores de un pueblo llamado Graham and Doddsville. Compartimos tu reflexión. Un saludo!

  • Paco

    6 de febrero de 2015 00:56
    Responder

    Hola,

    Una vez más, un magnífico artículo, como es habitual en este blog.

    Sólo hacer una ligera corrección sin importancia:

    «Todo lo que mata engorda» creo que debería ser «Lo que no mata, engorda».

    Como veis, era una tontería.

    Seguid así.

    Un abrazo.

    • Quiet Investment

      6 de febrero de 2015 08:02
      Responder

      Hola Paco, muchas gracias por avisar, ya lo hemos corregido.
      Un saludo

  • electron

    7 de febrero de 2015 08:36
    Responder

    Aprovecho para comentar un problemilla con la página. Si entras al blog directamente, este último artículo no sale, tienes que acceder desde «Archivos Febrero». Alguna idea de por qué sucede?

    • Quiet Investment

      7 de febrero de 2015 09:06
      Responder

      Hola David, en realidad no es un problema. Lo que ocurre es que el post no esta en la pestaña de «Blog» sino en la categoría de «Dinero para que?».
      Nosotros colgamos nuestros post, según la temática, en dos categorías principales que son las que te acabo de mencionar.
      Muchas gracias por leernos.

  • espantajo melonero

    16 de mayo de 2015 17:19
    Responder

    Hablando de Colonial, algo ha de haber cambiado para que Magallanes halla puesto el ojo en ella este año.. considero a un gestor suyo, Vallejo (otrora Rebuzner) como uno de mis mentores.. brillante..

    • Quiet Investment

      18 de mayo de 2015 11:32
      Responder

      Hola. Desde nuestra perspectiva al inversor le conviene llegar a sus propias conclusiones mucho más que mirar lo que hacen otros. Colonial puede cambiar. Pero eso es una incertidumbre elevada dada la realidad de la empresa. Lo sensato no es anticiparse al cambio sino reaccionar a él una vez que se ha producido. Demasiado pedir para la mayoría de inversores, víctimas de la hiperactividad avariciosa basada en el «no voy a ser el último tonto otra vez.» Además, lo que puede ser correcto a nivel de diversificación y estrategia de cartera para Magallanes no tiene por qué serlo en absoluto para el pequeño inversor. Un saludo!

  • Víctor

    10 de octubre de 2015 19:28
    Responder

    Felicidades, no sólo por el contenido del artículo, sino por esa sencillez al explicar vuestros análisis, muy importante para los que estamos empezando a interesarnos por la inversión como método de ahorro. Y sobre todo por demostrar que no hace falta «ir de listo» y abusar de tecnicismos para escribir un buen artículo. Vuestro lenguaje coloquial hace amena (a veces hasta graciosa) la lectura, manteniendo el interés del lector hasta el final.

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies