¿QUIÉN GANÓ LA PARTIDA DE BRIDGE? ¿BUFFETT O THORP? (y 3)

by in Cultura Financiera, Finanzas, Principios de Inversión 21 marzo 2021

¿QUIÉN GANÓ LA PARTIDA DE BRIDGE? ¿BUFFETT O THORP? (y 3)

Entre 1969 y 1988 el SP500 TR obtuvo una meritoria rentabilidad compuesta anual del 10.41%, en apariencia sobre su media histórica:

¿QUIÉN GANÓ LA PARTIDA DE BRIDGE? ¿BUFFETT O THORP? (y 3)

No obstante, los 20 años que median entre 1969-1988 arrojaron una tasa anual media de inflación del 6.35%:

¿QUIÉN GANÓ LA PARTIDA DE BRIDGE? ¿BUFFETT O THORP? (y 3)

El resultado final en términos reales no fue, por tanto, tan venturoso y ascendió a un modesto 4.14% compuesto anual, por debajo de su media histórica de entre el 6%-7%:

¿QUIÉN GANÓ LA PARTIDA DE BRIDGE? ¿BUFFETT O THORP? (y 3)

Durante el mismo período operó la sociedad de inversión de Edward Thorp, donde Gerad, como vimos en la primera y segunda parte de esta historia, había decidido reinvertir sus cuantiosas ganancias derivadas de la Buffett Partnership. Sería una decisión acertada porque en términos nominales Thorp conseguiría una rentabilidad compuesta anual del 17.94%:

¿QUIÉN GANÓ LA PARTIDA DE BRIDGE? ¿BUFFETT O THORP? (y 3)

A diferencia del SP500, que tuvo 5 años bajistas, Thorp, en cambio, no tuvo ninguno. No obstante, en términos reales, no sería así y Newport conseguiría una rentabilidad compuesta anual del 11.54%, con tan sólo dos años en rojo, 1969 y 1988, y por muy poco:

¿QUIÉN GANÓ LA PARTIDA DE BRIDGE? ¿BUFFETT O THORP? (y 3)

Los inversores de Thorp obtuvieron en términos nominales una rentabilidad compuesta anual del 14.06%, aparentemente sin ningún ejercicio en rojo:

¿QUIÉN GANÓ LA PARTIDA DE BRIDGE? ¿BUFFETT O THORP? (y 3)

No obstante, en términos reales hubieron de “conformarse” con un 8%, casi el doble que el SP500, y asumir tres años bajistas (1969, 1974 y 1988) por siete que padecería el SP500, contando con la inflación:

¿QUIÉN GANÓ LA PARTIDA DE BRIDGE? ¿BUFFETT O THORP? (y 3)

La proeza de Thorp es impresionante. Vence al mercado ampliamente y, además, sin la volatilidad que acompaña a este. Las depreciaciones en términos reales son irrisorias. Sus resultados hacen palidecer a cualquier opción de cartera permanente, que aspira a una rentabilidad más o menos similar a la del mercado, pero sin tanta volatilidad. Thorp mejora el registro de las opciones “permanentes” y, además, bate con rotundidad al mercado. Lo dicho, una proeza.

Por su parte, Berkshire Hathaway obtuvo en términos nominales una rentabilidad compuesta anual impresionante, del 27.74%:

En términos reales la rentabilidad será también asombrosa y llegará al 20.40%:

A diferencia de Thorp, Buffett y BRK transitarían el camino del doloroso “bajismo”, especialmente entre 1973-1975. Sólo en 1974 las acciones se hundirían casi un 60% en términos reales. Las portentosas rentabilidades posteriores solucionarían esta debacle, pero hasta 1977 no se recuperarían los niveles de 1972.

Como vemos, en esta primera prueba tanto Buffett como Thorp batieron al mercado y, además, contundentemente. Pero lo hicieron de diferente manera. Buffett obtuvo mejores resultados, mucho mejores si cabe, si bien atravesó un trienio espantoso. Thorp cabalgó plácidamente durante esos tormentosos años y no hubo de usar su estómago para seguir en la brecha. Pero no es menos cierto que en esos años BRK todavía no caminaba lastrada por el peso de sus activos, una rémora para la rentabilidad según el propio Buffett. Fueron los mejores años de BRK, aunque Thorp ofreció más “tranquilidad.”

Entre 1994-2002 el SP500 obtendría una rentabilidad compuesta anual del 9.09%, a pesar de terminar en un trienio espantoso:

En términos reales, con una inflación media más moderada que la padecida en el período anterior, la rentabilidad compuesta anual ascendió a un meritorio 6.6%, sobre la media histórica a pesar de los pesares del estallido de la burbuja puntocom:

Por su parte, Buffett y BRK obtuvo un 18.06% compuesto anual en términos nominales y un 15.55% en términos reales, un gran resultado, pero inferior al del anterior período:

¿QUIÉN GANÓ LA PARTIDA DE BRIDGE? ¿BUFFETT O THORP? (y 3)

Durante los mismos años, 1994-2002, Thorp gestionó Ridgeline Partners, reportando unas ganancias para sus clientes del 18% en términos nominales, similares a las de Buffett y, por supuesto, sin años en rojo. En realidad, Thorp obtuvo mejores resultados porque Ridgeline empezó sus actividades en agosto de 1994 y las terminó en agosto de 2002, si bien no batió al viejo Warren como éste le había batido a él anteriormente. Quien lo prefiera puede considerarlo un empate técnico o bien calcular la rentabilidad de BRK desde agosto de 1994 a agosto de 2002. Aquí hemos usado años completos por razones prácticas. Nos sirve un resultado aproximado.

En su autobiografía, A Man for all Markets, Thorp adjunta un interesante cuadro respecto a la performance de Berkshire Hathaway:

¿QUIÉN GANÓ LA PARTIDA DE BRIDGE? ¿BUFFETT O THORP? (y 3)

Este cuadro pone de manifiesto algo ya adelantado por Buffett y que comentamos aquí: el tamaño de BRK terminaría erosionando su exceso de rentabilidad sobre el mercado en general. Vale la pena echarle un vistazo.

Lo cierto es que Buffett ganó contundentemente el primer encuentro contra Thorp y apenas empató en el segundo, si bien este segundo fue bastante más breve. Thorp, al igual que Buffett, también creía que la elefantiasis de los activos era una rémora para la generación de rentabilidades por encima de la media del mercado y, de hecho, parece que en varias ocasiones procedió a realizar devoluciones de capital a sus socios.

Queda al arbitrio del lector el especular acerca de lo que hubiera pasado si Thorp hubiese continuado invirtiendo de manera institucionalizada. ¿Habría superado al viejo Warren, lastrado por la pesada ancla de los activos de BRK? No lo sabemos. Es probable. O posible. Aunque Buffett es mucho más célebre que Thorp hay que reconocer el inmenso mérito de este último, que no es otro que batir de forma consistente al mercado y a largo plazo con apenas volatilidad. Un bofetón al value investing, que asume la volatilidad como una oportunidad (o justificación) y para los modelos de cartera permanente, menos volátiles que el value pero ni por asumo tan poco como el “método científico de inversión” de este encantador tahúr de las matemáticas, los casinos y las bolsas.

A favor de Thorp también hay que añadir que la comparación realizada es más ventajosa para BRK. Queremos decir que Thorp operó a través de un vehículo de inversión colectiva, un hedge fund, que, si bien tiene una alta discrecionalidad, no es comparable a la “libertad” de acción que Buffett tuvo con BRK. Este aspecto, lo trataremos en nuestra vilipendiada serie dedicada a los mejores inversores de la historia. Cuidado con estos detalles al realizar comparaciones de rentabilidad entre inversores porque no están exentos de importancia.

¿Y la partida de bridge? ¿Quién la ganó? Ah, pues no lo sabemos.

@mellizonomics & @quietinvestment

El mantenimiento y mejora de una web como la nuestra no es gratuito y por eso Quiet Investment es partícipe del programa de afiliación de Myinvestor, de tal manera que recibiremos una pequeña comisión, única y exclusivamente por cada inversor que abre una cuenta en Myinvestor, pero nunca por recomendar o contratar un producto o instrumento de inversión específico. De esta forma pretendemos sufragar los gastos de esta web y, llegado el caso, hasta mejorarla.

Nuestro libro Nº1 en Amazon: Descripción

Manual de inversión indexada. Nº1 en ventas en Amazon

loterías, de nuevos ricos a viejos pobres

En este sitio no se ofrece ningún servicio de inversión en los términos previstos en el artículo 63 de la ley 24/1988, de 28 de julio, del Mercado de Valores y en el artículo 5.1 del Real Decreto 217/2008, de 15 de febrero, al tratarse de análisis bursátiles de carácter genérico y no personalizado a las circunstancias del inversor/lector.

Quiet Investment, no ofrece ningún servicio de inversión en los términos que recogen las leyes españolas y especialmente al no recaer en el caso previsto en el artículo 5.1

                                                                   

 

Nos ayudará mucho que inviertas 20 segundos en rellenar esta encuesta.

¿Cómo nos has conocido?

2 Comments
  1. Muchas gracias Quiet!
    Los particulares podríamos disfrutar de ese método de inversión científico?
    Se conoce como es ?
    Gracias de nuevo!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *