fbpx

Blog

Quiet Investment / Opinión y Actualidad  / Perdidos en tierra de MABdie

Perdidos en tierra de MABdie

Perdidos en tierra de MABdie

Todo en la vida supone riesgo e incertidumbre. En los mercados financieros también y el MAB no es, desde luego, una excepción. Ni mucho menos…

Recuento de bajas y nuevos reclutas

ZINKIA (2009), GOWEX (2010), NEGOCIO (2010), BODACLICK (2010), NOSTRUM (2010) y LUMAR (2011) han sido excluidos del MAB o suspendidos de negociación por diversos motivos, como por ejemplo el concurso de acreedores, situación a la que las empresas llegan porque no han podido o sabido ganar el dinero suficiente para hacer frente a sus obligaciones crediticias. Poner en marcha una empresa no es tarea sencilla. Conseguir sobrevivir a los avatares del ciclo económico es aún más complicado. La gran mayoría de start ups, amigo, nunca volverán a casa.

NPG (2014) y FACEPHI (2014) acaban de salir de la trinchera y se dirigen hacia las posiciones enemigas mientras observan a su alrededor muchos cuerpos destrozados y gritos de dolor provenientes de las profundidades de la tierra de nadie.

Atrapados en las alambradas

IMAGINARIUM (2009), NEURON (2010), AB-BIOTICS (2010), EURONA (2010), EUROESPES (2011), CATENÓN (2011), SECUOYA (2011), GRIÑÓ (2011), BIONATURIS (2012), CARBURES (2012), IBERCOM (2012), SUAVITAS (2012), 1NKEMIA (2012) y EBIOSS (2013) son empresas que simple y llanamente no ganan dinero. Que lo ganen en el futuro es otra historia. Pero hasta ahora no lo han hecho y lo único que hay alrededor de ellas son expectativas de beneficios futuros mientras proceden a realizar inversiones y desarrollar sus líneas de negocio.

Algunas como EURONA o BIONATURIS ni siquiera presentan en su contabilidad los estados de flujo de efectivo. A la dificultad de analizar negocios ya de por sí complicados se añade la falta de uno de los elementos fundamentales de la contabilidad, el menos manipulable y el que mejor puede poner sobre alerta al inversor. Ir a la guerra puede o no costarle la vida. Ir a la guerra con una venda en los ojos hace muy improbable que usted sobreviva.

En muchas de ellas abunda la partida de “trabajos realizados por la empresa para su activo” en la cuenta de resultados, como en NEURON. Recomendamos al inversor que no contabilice eso como ingreso por un mero principio de prudencia. Aún sin esa ayuda, la gran mayoría presentan pérdidas.

Por otro lado, no existe flujo de caja. En algunos casos, como AB-BIOTICS y otros, el flujo de efectivo proveniente de las actividades operativas es negativo. Ninguna empresa con flujo de caja negativo tiene beneficios reales. Sin caja no hay paraíso.

Es muy habitual, por ejemplo CATENON, una posterior ampliación de capital a la OPV de salida a bolsa dado que las operaciones de estas compañías no cubren sus gastos de inversión. Al dinero aportado por distintas oleadas de inversores se les va uniendo el crédito bancario, que por cierto era lo que se quería evitar para financiar estos proyectos.

Observaciones sobre el campo de batalla

Al inversor, al margen de la evolución de las cotizaciones y si aspira a sobrevivir, le conviene recordar lo siguiente:

PRIMERO. Las empresas del MAB tienen muy poco tiempo de vida bursátil y, en consecuencia, su análisis es más complicado que el de otras compañías con una trayectoria más prolongada que hayan sufrido y sobrevivido a los vaivenes del ciclo económico.

SEGUNDO. Muchas de las empresas “maberas” se dedican a negocios punteros en sectores inestables y muy cambiantes, motivo por el cual es muy difícil realizar predicciones sobre su futuro acerca del cual, por cierto, ni siquiera los expertos se pueden poner de acuerdo.

TERCERO. Los proyectos empresariales necesitan financiación y en muchas ocasiones esa financiación es constante dado que las previsiones iniciales de desembolso de capital no se cumplen por motivos varios, como una mala planificación o adversidades del mercado.

CUARTO. Los emprendedores de estos negocios quieren ganar dinero y no timarle. Lo que ocurre es que no poseen el capital suficiente para ello. Por eso se lo piden a usted a cambio de una minúscula porción de la propiedad de sus empresas dado que su aportación dineraria no lleva aparejados costes de financiación como sí los lleva la financiación bancaria.

QUINTO. Nadie invierte un céntimo sino es con la perspectiva de obtener una rentabilidad a cambio. Por tanto, el incentivo que prima en las OPV’s y posteriores ampliaciones de capital es la presentación de perspectivas halagüeñas en cuanto a las ganancias y la subestimación de los riesgos e incertidumbres. Recuerde: quieren venderle una acción porque necesitan su liquidez no porque usted sea especial.

SEXTO. Cuanto más cool sea el nombre de la empresa y más innovador el sector al que se dedica mayor es el incentivo para acabar vendiendo un “concepto” o “idea” en lugar de un proyecto empresarial sólido y realista. Recuerde de nuevo: quieren venderle una acción.

SÉPTIMO. Analistas y medios así como intermediarios tienen facturas que pagar y no son las del inversor. Entre ellos prima la predicción de beneficios futuros en lugar de la advertencia sobre los riesgos presentes. Venden optimismo y recomendaciones de compra independientemente de la realidad presente y de las perspectivas razonables de los proyectos que apoyan. Finalmente, la mayoría de sus predicciones fallan. Recuerde una vez más: quieren venderle una acción.

OCTAVO. Los inversores se enamoran fácilmente de las nuevas ideas y proyectos abandonando los principios básicos de cualquier análisis de activos y cometiendo excesos psicológicos fruto de su ligazón emocional a las acciones de las nuevas empresas. Cuanto más cool sea su objeto social mayor tendencia tienen los inversores hacia la emotividad. Esto se refleja en la cotización que termina desligándose del valor del activo y de sus perspectivas reales de generar beneficios que justifiquen los precios elevados que se pagan.

¿Qué quiere decir todo esto? Que en la vida no existe ningún medio fácil de ganar dinero y el mercado de valores, incluido el MAB, no es una excepción. Lamentamos mucho que usted se entere de esta manera tan abrupta y aguafiestas. Pero así son las cosas. Los sueños y el cuento de la lechera venden más que la dura realidad. Y a los inversores les encantan los sueños. Bien, pues nosotros le sugerimos que permanezca bien despierto y que se pregunte en cada caso cuánto vale esto que estoy comprando y no cuánto me gusta. Su salud patrimonial se lo agradecerá.

Recapitulación

Todas las empresas anteriores son, en nuestra opinión, no aptas para la inmensa mayoría de los inversores. Son difíciles de analizar o incluso inanalizables porque apenas llevan tiempo cotizando y porque muchos de sus negocios se encuentran en sectores ya de por sí complicados. Recuerde una vez más: no tienen beneficios independientemente de lo que haga su cotización. Esto no significa que no puedan ganar dinero en el futuro pero tenga usted claro que por ahora no lo ganan o no han ganado el suficiente en el pasado para financiar su crecimiento. Esa es la razón por la cual le piden a usted su dinero.

Sólo aquellos inversores con un conocimiento muy superior a la media respecto a la concreta actividad de la empresa y de su sector son aptos para invertir en estos momentos iniciales. Sabemos que a usted le encantaría formar parte de aquellos que compraron APPLE en primer lugar. Pero detrás de APPLE hay un enorme cementerio lleno de cuerpos en descomposición que se alimentaron de la liquidez de los inversores. Y éstos siguen sin ser ricos.

En nuestra opinión, sólo hay tres empresas del MAB que hayan ganado dinero: COMMCENTER, ALTIA y MEDCOM TECH. Esto no significa ni que lo vayan a seguir ganando ni que lo vayan a empezar a perder. Tan sólo quiere decir que aquí, conforme a los datos suministrados por ellas mismas, nosotros estimamos que han obtenido beneficios. Las tres comenzaron su singladura bursátil en el año 2010 por lo cual contamos con 4 ejercicios de análisis. Insuficiente dado que como mínimo nosotros exigimos cinco. Pero es mejor que nada. Téngase en cuenta además, y esto va por el resto de empresas excluidas, que con sólo dos o tres años de vida un proyecto nuevo, dependiendo del sector en el cual se desarrolle y de sus necesidades de inversión de capital e I+D, bien puede no obtener ningún beneficio. Esta situación puede prolongarse durante un tiempo indefinido y quizá demasiado largo para la impaciencia que suele invadir al cazador de sueños.

Aunque ya hemos tratado de MEDCOM TECH en uno de nuestros post volveremos sobre ella próximamente junto con ALTIA y COMMCENTER. Dado que consideramos que estas empresas podrían ser aptas para el inversor, de lo que ahora se trata es de ver si el precio al que cotizan es atractivo o no.

Carburando con un ejemplo práctico

A continuación, en el siguiente post, analizamos a modo de ejemplo CARBURES, compañía que empieza a cotizar en el MAB en el año 2012 y que ha experimentado una importante revalorización. A través de este ejemplo nos proponemos mostrar al lector e inversor algunos de los peligros que le acechan cuando de este tipo de empresas se trata y cómo puede minimizar las probabilidades de cometer un error de inversión que menoscabe su patrimonio mediante dos herramientas bien sencillas: la primera, no comprar y, la segunda, moderar el precio de compra atendiendo a la realidad presente y no a las expectativas futuras e inciertas.

Tenga cuidado ahí fuera. Los francotiradores acechan…

 

 

 

 

Santiago Casal

6 Comments

  • Luis

    13 de julio de 2014 15:23
    Responder

    Me encanta éste post así como el anterior, Gowex ha abierto muchas perspectivas de estudio (psicológicas, analíticas, de marketing, etc). A mi me encantan los aguafiestas, aguafiestas cuya base es el sentido común y el análisis fundamental, aguafiestas como Buffet o Paramés que no entren en beneficios burbujeros porque tienen claro que no entienden el sector; ojo que hay gestores de fondos que dicen esto pero no lo han interiorizado.

    No dejo de imaginarme la hipotética cara de Lynch cuando dado el revuelo provocado por revalorizaciones, hubiera probado la línea de Gowex JA JA . Además el primer consejo a nivel de seguridad informática respecto a redes públicas es no usarlas.

    Saludos de aguafiestas a aguafiestas, me encanta el blog, lo leo desde el principio, ¡sigan así!

    • Quiet Investment

      13 de julio de 2014 18:31
      Responder

      Hola Luis. Muchas gracias. No queremos decir en ningún momento que cualquiera de estas empresas del MAB no pueda llegar a ganar dinero de verdad y crecer prósperamente. Sin embargo, vemos una cantidad anormal de excesos psicológicos y de conductas suicidas por parte de los inversores, sobre todo los minoristas, con un abandono total de los más elementales principios de prudencia valorativa. Sinceramente, la gran mayoría de empresas del MAB sólo nos parecen aptas para inversores que sepan muy bien lo que hacen o fondos de capital riesgo. Para los demás, aquí solo vemos mucho humo y bastantes «cosas raras.» Un saludo.

  • Carlos

    14 de julio de 2014 11:45
    Responder

    Como siempre es un placer leeros y se ve que habéis cogido el tema del MAB con ganas. Felicidades.

    Aunque veía lo explicado en la respuesta anterior en post anteriores, la lectura me dejaba un resto de intransigencia y de no reconocer que, siendo para expertos, pueden ser buenas empresas y que mayor riesgo puede significar mayores beneficios.
    No me parece correcto aplicar los criterios de valoración de empresas como teléfonica, Duro o Semapa a empresas como Gowex / Carbures. Esta última respuesta plasma mi posición sobre empresas del MAB o empresas de gran crecimiento (potencial).

    Por otro lado espero con impaciencia vuestro análisis de Medcom Tech y si es posible una comparación con Prim que anunciabais en un post anterior. Hace un par de semanas estuve en la JG de accionistas de Prim porque tengo una parte importante de la cartera y es muy difícil obtener información de esta empresa. En relación con estos últimos post se habló de que los márgenes cada vez son mas bajos y de la necesidad de tener una capacidad de financiación alta por los problemas de retrasos de pago en la administración. También de que se quiere / necesita crecer y la empresa es muy conservadora a la hora de invertir la tesorería disponible. En definitiva, vi una empresa bien capitalizada con dificultades para crecer. Todo lo contrario al MAB.

    Un saludo,

    • Quiet Investment

      14 de julio de 2014 12:42
      Responder

      Hola Carlos. Muchas gracias. Efectivamente, el caso Gowex ha llamado poderosamente nuestra atención y hemos decidido echar un vistazo a este mercado y sus empresas dado que parece ser que la densidad del campo de minas es bastante más alta aquí que en otros segmentos bursátiles. Uno de los argumentos que se exponen habitualmente para defender el papel de cualquier inversor en este tipo de empresas es que no se pueden valorar como las otras. Analistas y académicos, agencias de bolsa y periodistas, gestores y minoristas, insisten en ello una y otra vez. Desafortunadamente el mercado es más terco y sí, finalmente exige una valoración. Que ésta pueda ser más flexible que la que se usa con empresas ya consolidadas es otra cuestión. Pero ese no es el quid del asunto. Aquí lo importante es el conocimiento que el inversor tenga de la empresa y su sector dado, en primer lugar, la escasa trayectoria de la misma, y en segundo lugar la pertenencia a sectores complicados y cambiantes de muchas de estas compañías. La ignorancia es el principal enemigo del inversor y sólo moderando el precio y estableciendo criterios de protección puede incrementar sus probabilidades de no sufrir pérdidas irreparables en su patrimonio. A mayor riesgo mayor rentabilidad nos sigue pareciendo una de las falacias más asentadas del mundo de la inversión. Los resultados para los inversores y fondos que han optado por empresas de valor de todo tipo de capitalización frente a las de crecimiento sigue ganando con diferencia. La rentabilidad de la inversión basada en coeficientes moderados o bajos de beneficios, valor contable o cash flow supera a las estrategias de crecimiento. La razón de fondo es siempre la misma, a menor precio mayor rentabilidad, y el trasfondo tampoco cambia, la predicción de los grandes beneficios futuros por parte de los actores del mercado fracasa una y otra vez. Te recomendamos los artículos de Enrique García (INBESTIA) sobre PRIM. Respecto a MEDCOM TECH, que tiene un nombre muy chulo, no deja de ser una compañía relativamente similar a PRIM. Como ya hemos dicho, su precio nos parece elevadísimo y no entendemos por qué si el objetivo es el crecimiento y consolidación la empresa ha decidido repartir un dividendo en 2014. En 2012 procedió a una ampliación de capital. Estas anormalidades en la asignación de capital deben poner al inversor en guardia. Un saludo.

  • Carlos

    14 de julio de 2014 13:46
    Responder

    Totalmente de acuerdo con que lo fundamental es el conocimiento que se tiene de la empresa / sector y que no son empresas para el público en general. En un par de casos, no del MAB, me he salido y por diferentes causas me la he pegado.

    En Prim creo que está en su precio y el patrimonio da tranquilidad rentando un 7%, pero como decía me parece una empresa sin crecimiento muy dependiente de los resultados financieros. Y estos dependen de cómo quiera pagar el estado. Lo bueno de lo triste que es, es que va a notar fuertemente la bajada de impuestos del gobierno porque debe ser la única empresa que conozco que paga al 30% sin deducciones de ningún tipo.

    • Quiet Investment

      14 de julio de 2014 17:47
      Responder

      Hola. Coincidimos más o menos con tu valoración de PRIM. Para nosotros vale unos 6€-7€aunque elevaríamos su valor a 8€ si consigue recuperar la media de lo efectuado entre el 2007-2013. Ahora está intentando diversificar internacionalmente sus ventas, punto débil de la compañía. Esperemos que tengan éxito dado el percal con el que hay que lidiar en el mercado doméstico. Un saludo.

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies