fbpx

Blog

Quiet Investment / Mercado contínuo  / DEL DORADO AL HOLOCAUSTO CANÍBAL. OPVs, OPSs, LISTINGS Y DEMÁS CASQUERÍA DESDE 2006 A 2018 (1)

DEL DORADO AL HOLOCAUSTO CANÍBAL. OPVs, OPSs, LISTINGS Y DEMÁS CASQUERÍA DESDE 2006 A 2018 (1)

Los sueños más perversos del pequeño y no tan pequeño inversor están poblados de astutos “golpes de mano bursátiles” que le hagan parecer más listo y, sobre todo, más cool que los demás. Se imagina a sí mismo como el comprador original de acciones de Inditex o Red Eléctrica que ha sabido conservarlas contra viento y marea mientras las ratas (bajistas se entiende) abandonaban el buque. Lo nuevo brilla con luz propia frente a lo viejo y vetusto. Y lo nuevo en bolsa lo constituyen las acciones de las empresas que salen a cotizar al parqué por primera vez. El inversor las acecha ávidamente pues ahí se encuentra el santo grial de la rentabilidad compuesta anual de doble dígito consagrada a los impávidos dioses del “largoplacismo.” La triste realidad señala, en cambio, que frente al Dorado de los beneficios el inversor entra bastante más a menudo en el Holocausto Caníbal de las pérdidas.

El objetivo de este post y los que le sigan de la misma saga no es otro que analizar el resultado de las operaciones de salida a bolsa de nuevas compañías entre los años 2006-2018. Nos ceñiremos al Mercado Continuo español, lo que excluye por ejemplo a todos los segmentos del MAB o Mercado Alternativo Bursátil. De esta manera obtendremos una visión general de los resultados que han tenido todas las operaciones de colocación de nuevas empresas en el mercado con el propósito de que el lector-inversor extraiga por sí mismo las conclusiones que estime pertinentes.

[No obstante, el segmento de Empresas en Expansión del MAB merece por méritos propios un análisis aparte de los resultados obtenidos por sus nuevos inquilinos habida cuenta de la irresistible atracción que tanto small caps como start ups ejercen sobre los desatados instintos de codicia del inversor, tanto grande como pequeño. De este auténtico campo de minas bursátil nos ocuparemos también en su momento.]

Una de las dos maneras más habituales para que una compañía comience a cotizar es a través de una OPV u Oferta Pública de Venta: los accionistas de la empresa venden parte de sus acciones para dar entrada a nuevos socios. No varían entonces ni el capital social ni el número de acciones, pero sí cambian de manos. Por ejemplo, Vocento.

La otra forma más habitual de ver la luz en los parqués es a través de una OPS u Oferta Pública de Suscripción. A diferencia de la OPV ahora la empresa sí ofrece acciones nuevas, ampliando capital, sin que los accionistas originarios vendan las suyas. Fue el caso en su momento de SOLARIA.

En no pocas ocasiones se combina una venta de acciones (OPV) con una ampliación de capital y posterior venta (OPS), como en AMADEUS.

Junto a la OPV y OPS tenemos a su vez otra forma de acceder a los mercados llamada LISTING, donde una empresa pide al regulador bursátil (la CNMV en el caso español) acceder directamente a negociación sin necesidad de lanzar ni una OPV ni una OPS. Es decir, los títulos de la compañía comienzan a cotizar sin que los antiguos accionistas vendan previamente sus acciones o emitan otras nuevas para venderlas a terceros. Quien quiera vender (o comprar) lo hará en condiciones normales de mercado y cotización. Por ejemplo, ORYZON GENOMICS.

Entre 2006-2018 hemos contabilizado 63 casos de nuevas compañías que han comenzado a cotizar en el Mercado Continuo. Casi todas lo han hecho fruto de una OPV u OPS o Listing (las menos), pero también debido a cambios corporativos importantes, como una fusión o absorción precedida a veces de una OPA, del que surge una nueva entidad cotizante. En tal caso el nuevo ente solicita al regulador la admisión de sus acciones a cotización. Por ejemplo, IAG.

Por otro lado, este elevado número de “nuevas salidas a Bolsa” se reparte de manera harto irregular:

Como podemos observar arriba el período 2006-2007 fue especialmente prolífico en cuanto a nuevos convidados a los parqués nacionales. A nadie se le oculta la mórbida y fatal coincidencia entre tan elevado número de rookies y el fin del ciclo alcista y burbujero hispánico del binomio 2006-2007. Quizá, una primera lección que el inversor debe extraer de estas cifras es que todas estas operaciones a través de las cuales aparecen nuevas empresas cotizantes tienen una peligrosa tendencia a coincidir con “condiciones favorables de mercado” que no equivalen a “condiciones favorables para el comprador de las nuevas acciones.” Más bien equivalen a “condiciones favorables para el vendedor o colocador.” Lo de “colocador” va, evidentemente, con segundas.

De hecho, compárese las cifras de 2006-2007 con las de 2008-2013, lo peor de la Gran Recesión hispánica. En 2 años 22 empresas vieron la luz. En los 6 siguientes tan sólo 10. En el hoyo más profundo de la crisis, 2012, no apareció ni el Clavijo. En esos años incluso las nuevas salidas a bolsa fueron en cierto sentido más “frikis”, como la de la CAM o BANKIA. Por el contrario, en cuanto las cosas mejoran el mercado de nuevas empresas se anima y, así, durante el lustro que media entre 2014-2018 aparecieron 31 nuevas entidades cotizantes si bien en ningún momento se ha igualado el frenesí del binomio 2006-2007.

Aunque hemos enumerado a 63 nuevas empresas la verdad es que no todas han sobrevivido a su experiencia bursátil. De estas 63 perviven 54. Tenemos 9 bajas confirmadas causadas por operaciones corporativas al uso, como OPAS, fusiones y absorciones varias, cuyo resultado no ha sido otro que la exclusión de las acciones de la otrora nueva empresa de negociación. Algunas no llegaron a durar ni dos años, como el caso de RIOFISA, mientras que otras, como VUELING, aguantaron más de 6. Se prevé próximamente la exclusión de HISPANIA, tras ser opada por un fondo de inversión, con lo cual las bajas aumentarán a 10.

Así pues, esta es la lista de las 63 “nuevas empresas” que aparecieron en el Mercado Continuo entre 2006-2018:

Esta lista está ordenada cronológicamente de empresa más antigua a más moderna. La más veterana de las “nuevas empresas” es RENTA CORPORACIÓN (abril de 2006) y la más reciente es SOLARPACK (diciembre de 2018). Al lado de cada compañía, columna de la izquierda, aparece la fecha en la cual comenzó a cotizar en el Mercado Continuo, siguiente columna. La tercera columna es la más ancha y en ella se describe lo que ocurrió con las 9/10 bajas. También se señala el carácter extranjero de 5 de las nuevas entidades, como EDREAMS, y el origen de dos de ellas, BORGES y MASMOVIL, que provienen de otros segmentos de cotización, como el mercado de corros y el MAB. La última columna contiene el precio de partida de cada sociedad, bien al que se adjudicó la OPV/OPS o bien el primer precio al que cotizaron las empresas que llegaron al Mercado Continuo a través de otros procedimientos como el Listing o una solicitud de admisión a cotización tras la correspondiente operación corporativa.

[Si el lector tiene objeciones respecto a los miembros de esta lista, bien porque note que falta alguno o bien porque estime que otro u otros no debieran estar ahí por el motivo que fuere, rogamos nos lo comunique en los comentarios para que rectifiquemos o mantengamos los datos según corresponda. Lo mismo añadimos respecto a las fechas y el contenido de las Observaciones.]

A efectos de verificar el resultado bursátil de todas estas compañías nos situaremos en la piel del comprador original de las acciones nuevas en OPV, OPS, Listing o primer precio de la nueva empresa originada por una operación corporativa de relevancia. El precio de comparación y su fecha será el que señalemos para cada entidad a medida que publiquemos cada post de esta serie. Aunque mostraremos precios iniciales y finales, hemos usado los gráficos porcentuales que recogen el dividendo y demás operaciones que afectan al precio de las acciones, como splits, reducciones y ampliaciones de capital, a través de ProReal Time.

Por ejemplo, este es el caso de BME sin dividendos, con una rentabilidad desde inicio de cotización del -15.98% al cierre de la sesión del 12 abril del presente año:

Y este el de BME con dividendos, con una rentabilidad desde inicio de cotización del 108.25%:

Señaladas las condiciones de la comparación, pasaremos en breve al análisis de la evolución de las OPVs, OPSs y demás operaciones del año 2006. Que se preparen los cazadores de gangas.

Y también los de chicharros.

Santiago Casal

No Comments

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies