NEWSLETTER DE COBAS ENERO 2021. ¿AÑO NUEVO RENTABILIDAD NUEVA?

by in Finanzas, Fondos de inversión, Opinión y Actualidad 22 enero 2021

NEWSLETTER DE COBAS ENERO 2021. ¿AÑO NUEVO RENTABILIDAD NUEVA?

Comienza el 2021 y Cobas AM remite la primera Newsletter del año, de factura formal impecable, como suele ser habitual. ¿Año nuevo, rentabilidad nueva? Esperemos que sí, siempre y cuando esta sea positiva claro.

Parece que este ejercicio inauguramos una nueva sección, 12 IDEAS + 1 MÁXIMA. La primera del año dice: “Sé propietario de activos, no prestamista. Los préstamos son una promesa que algunas veces se las lleva el viento.” Cierto. Los beneficios futuros de las empresas también son promesas y, efectivamente, a veces se las lleva el viento.

Se hace eco la Newsletter de la nueva estructura de comisiones de la gestora, de la cual ya tratamos aquí y de la que no tenemos nada más que añadir. Cobas ha hecho un vídeo explicando el nuevo panorama de costes. ¿Moverán ficha los demás? ¿Azvalor, por ejemplo?

Diciembre ha sido un buen mes para la performance de los fondos y parece que enero también lo está siendo. Son buenas noticias, pero queda mucho que remontar, o menos si se han realizado aportaciones periódicas.

Al inicio de este año el potencial de revalorización de los fondos, uno de los pilares del “haterismo” tuitero hacia las gestoras value clásicas, es el siguiente:

La Newsletter tiene otras secciones interesantes, como La compañía del mes, El inversor pregunta, Sesgos del inversor, Ideas con valor, … No obstante, aquí nos centraremos en El tema del mes, que tampoco suele dejar indiferente a nadie. El de enero de 2021 es nada más y nada menos que Los Bancos Centrales en 2020, asunto peliagudo, como a nadie se le oculta.

Parece ser que “El año pasado, el COVID-19 obligó a los gobiernos a buscar soluciones para afrontar los efectos de la crisis financiera que ha generado la pandemia. Como respuesta, los bancos centrales se coordinaron y emitieron dinero inyectando de forma masiva liquidez en los mercados.” De tal forma que “La tasa de crecimiento de la oferta monetaria se ha disparado a máximos históricos.”

“Como reacción la oferta de crédito se disparó bajando las tasas de interés y el coste de la financiación. Esta situación ha provocado que la deuda global se incremente hasta un 365% del PIB mundial”

Lo que le importa al inversor en Cobas son los efectos de esta nueva situación sobre la renta variable. Cobas los resume así:

  1. Algunos inversores se endeudan por el bajo precio del dinero.
  2. Este escenario puede generar falsas expectativas y mayor exposición al riesgo.
  3. Puede distorsionar la valoración real de algunas compañías que se benefician de una cotización al alza por esta tendencia.

La solución que propone Cobas es un poco la de siempre, como vimos en noviembre y diciembre: invertir en activos reales que nos protegen de la inflación  y no son promesas de pago como los activos monetarios en los que el impacto de los tipos de interés es mayor.

Respecto a esta conclusión nosotros haríamos dos matizaciones:

1ª. No es del todo cierto que los activos reales protejan al inversor de los efectos de la inflación. Si nos referimos a las acciones podemos afirmar que históricamente las probabilidades de que las acciones protejan al inversor de la inflación son muy elevadas, pero no siempre ha sucedido así. Recordemos que “mientras que una inflación moderada hace posible que las empresas trasladen a los clientes sus incrementos de costes, la inflación elevada provoca el caos, y obliga a los clientes a reducir al mínimo sus adquisiciones y deprime la actividad en toda la economía. Las acciones han sido capaces de mantenerse a la altura de la inflación la mayor parte del tiempo, pero NO SIEMPRE.Creemos que es mejor tener prudencia con las afirmaciones que de manera taxativa se realizan en cuanto a lo que el futuro nos depara. De nuevo, no le quitamos la razón a Cobas. Simplemente, no estamos de acuerdo al 100%. Sí, pero…

2ª. En los activos monetarios el impacto de los tipos de interés es mayor pero este factor influye en todos los activos, incluidas las acciones. Warren Buffett lo explicó de manera magistral al analizar por qué el crecimiento bursátil y el crecimiento del PIB no estaban necesariamente correlacionados: “Los tipos de interés afectan a la valoración igual que la gravedad a la materia: cuanto más alto el tipo, más fuerte la atracción hacia abajo… Esto se debe a que las tasas de rentabilidad que los inversores necesitan de cualquier tipo de inversión están directamente ligadas con el tipo de interés libre de riesgo que pueden obtener de los títulos del gobierno. De modo que, si la tasa del gobierno aumenta, los precios de todas las inversiones se deberán ajustar a la baja, a un nivel que mantenga las tasas de rentabilidad esperadas. Por el contrario, si los tipos de interés del gobierno caen, los precios de las inversiones se ajustan al alza. La proposición básica es: lo que un inversor debe pagar hoy para obtener un dólar mañana solo se puede determinar teniendo en cuenta el tipo de interés libre de riesgo.” En resumen: sí, pero…

Invitamos al lector a visitar la web de Cobas y leer la Newsletter, que ofrece muchas más secciones, como ya hemos dicho. Aunque no a todos les agradan estas newsletters a nosotros sí: formalmente son impecables y en cuanto al contenido, es muy variado e interesante, por mucho que en QI nos centremos solo en algún aspecto. Otra cosa es que compartamos la manera un tanto tajante o taxativa de exponer las conclusiones a las que llega la gestora en algunos asuntos. Quizá sea culpa del formato.

Hasta el próximo mes.

@mellizonomics & @quietinvestment

 

 

 

 

 

Nos ayudará mucho que inviertas 20 segundos en rellenar esta encuesta.

¿Cómo nos has conocido?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *