LAS OPCIONES BÁSICAS DEL INVERSOR INDEXADO

by in Cultura Financiera, Fondos de inversión, Opinión y Actualidad, Sin categoría 24/10/2023

LAS OPCIONES BÁSICAS DEL INVERSOR INDEXADO

Con la expresión que da título a este post nos referimos en realidad a las opciones básicas del inversor indexado globalmente a las acciones. Por tanto, no incluye las opciones de inversión que se refieran a otros activos, tales como el oro o la renta fija o las materias primas o las cripto monedas. Apuntamos, pues, al inversor que quiera captar la rentabilidad global del mercado de acciones, algo que viene determinado por la ponderación de la capitalización del free float. Al confeccionarse los índices de esta manera, tal rentabilidad viene determinada por la gran capitalización y no, por ejemplo, por el mundo de las small caps, universo para el cual el inversor debe recurrir a instrumentos específicos, pues la pequeña capitalización apenas influye en la rentabilidad total del mercado, determinada por las grandes empresas y, en menor medida, por las medianas.

QUIET INVESTMENT

El inversor, respecto a cómo están organizados “naturalmente” los mercados globales de acciones, sabe lo siguiente:

  1. Que el mundo se divide en developed markets y emerging markets, oscilando la ponderación de estos últimos entre un 10%-15%.
  2. Que los developed markets se subdividen a su vez en dos grandes grupos, la bolsa norteamericana, que es hegemónica con una ponderación cercana al 70%, y el resto de mercados.

QUIET INVESTMENT

Visto lo anterior, que no es opinión sino realidad fáctica (aunque susceptible de variar en el futuro), las alternativas del inversor son las siguientes:

1ª. Puede indexarse a un instrumento que replique el mercado global de acciones, incluyendo los developed markets y los emerging markets. Por ejemplo, a un fondo o ETF que siga al MSCI ACWI. Sin lugar a dudas, la opción menos complicada. Todo en uno y a aportar periódicamente durante mucho tiempo. Fin del problema.

QUIET INVESTMENT

2ª. Puede indexarse a dos instrumentos, uno que replique, por ejemplo, al MSCI World, es decir, a los developed markets, y a otro que replique al MSCI Emerging Markets. Todo en dos. Un poco más complicado que lo anterior, pero en definitiva una solución sencilla que segrega los dos grandes grupos de mercados. En esta decisión habrá de repartir su inversión en función del peso de cada segmento en la capitalización global bursátil.

QUIET INVESTMENT

3ª. Puede indexarse a tres instrumentos, uno que replique a los Emerging Markets, otro que replique a los developed markets pero sin USA y un tercero que replique específicamente el mercado norteamericano, por ejemplo uno ligado al S&P 500. De esta forma, que añade más complicaciones (aunque no demasiadas), el inversor reconoce la excepcionalidad de la bolsa norteamericana y, simultáneamente, la división básica de los mercados entre desarrollados y emergentes.

QUIET INVESTMENT

Básicamente, la indexación al mercado global de acciones consiste en esta perogrullada y no tiene mayor complicación que el pasar de la teoría a la práctica eligiendo un bróker y, a través de él, los instrumentos mediante los cuales decida operar el inversor. Evidentemente, la opción más sencilla es la 1ª y la más recomendable quizá sea la 2ª. Pero eso ya es una cuestión de gustos y preferencias.

QUIET INVESTMENT

No obstante, es un hecho que el mercado norteamericano ha proporcionado históricamente una rentabilidad superior al resto de mercados, tanto desarrollados como emergentes. Y también es un hecho incontestable que la hegemonía bursátil de los Estados Unidos es absoluta en el marco de la rentabilidad bursátil global. Es decir, la bolsa USA no es una bolsa más, como la de Japón o Suiza o China, sino que es “la bolsa” y de lo que esta haga depende en gran medida lo que hagan las demás. Por eso, la 3ª alternativa, sin ignorar al resto del mundo, responde a esta realidad y permite al inversor invertir más o menos en uno de los tres vértices cuando lo estime conveniente en base a parámetros fundamentales de valoración o a otros que considere más convenientes.

En esencia, estar indexado al mercado global de acciones se resume en estas tres alternativas y cualquier inversor puede darse por satisfecho y bien representado a la bolsa mundial si elije cualquiera de ellas. Evidentemente, todo es susceptible de complicarse ad infinitum, pero realmente ese no suele ser el objetivo del inversor conservador en acciones que no quiere complicarse la vida ni perder el tiempo. Aquí le dejamos tres maneras de conseguir ambos objetivos.

 

@mellizonomics & @quietinvestment

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 8 Promedio: 5)

Nos ayudará mucho que inviertas 20 segundos en rellenar esta encuesta.

¿Cómo nos has conocido?

6 Comments
  1. Gracias!!

  2. Muchas gracias.
    ¿En algún sitio se puede ver la composición total del MSCI Ex-USA? Me gustaría ver por curiosidad qué y cuánto hay de nuestro querido Ibex, y dentro de nuestra cartera indexada que % representa nuestra querida Españita.
    Estoy intentando hacer la opción 3 pero no encuentro ningún FI UCITS en € que replique el índice.
    ETFs me gusta menos que FI, pero es que tampoco encuentro ninguno UCITS en €.
    Lo más parecido sería el ishares ACWI ex USA + SP500, pero entonces es mejor la opción 2 a mi gusto.
    Sois lo máximo en indexación, enhorabuena y muchas gracias.

    • Quiet Investment 26/10/2023 at 14:13 Responder

      Hola, Precisamente en el post tienes un link al factsheet del MSCI World ex USA, en el punto 3º, y encima de ese mismo párrafo la imagen desglosa la composición geográfica del índice. España no sale, está en “others.” Somos un mercado bastante pequeño. Por lo que señalas de la dificultad de encontrar instrumentos en euros que se amolden a la 3ª recomendación es por lo que quizá la segunda sea, por el momento, nuestra preferida. Sobre todo si se puede acceder, por ejemplo, al Vanguard Global Stock y al Emerging Markets. Gracias y un saludo.

  3. Muy buenas,

    Una duda que me surge después de unos meses siguiendo la opción 2, es acerca de si se deben o no hacer rebalanceos, al menos en cuanto a las aportaciones. Siguiendo la opción 1, el MSCI ACWI, van cambiando las proporciones entre los diversos índices. Sin embargo, siguiendo la opción 2, si cuando empezamos a invertir por capitalización, lo hacemos 90-10% (al Vanguard Global y al Vanguard Emerging markets), como ha subido más el global, ¿tendríamos que ir modificando la cuantía de las aportaciones? De otro modo estamos ahora sobreponderando el Emerging Markets. Pero eso va en contra de la pasividad y vagancia.

    Muchas gracias de antemano y saludos.

    • Quiet Investment 30/03/2024 at 12:54 Responder

      Hola, tal como señalas la opción más sencilla es adaptarse al diverso peso de los Emerging y Developed en el ACWI en aportaciones posteriores. Pero bueno, tampoco se trata de un ejercicio matemático. Si de cada 100 € 10 o 15 se van a emergentes porque más o menos es lo que pesan no hay por qué complicarse la vida. Nosotros creemos que el inversor indexado no tiene que perseguir la perfección ni la “complitud” (la obsesión por tenerlo todo) sino que le llega estar bien representado y está bien representado si su cartera de developed o emerging es exactamente lo que marca el ACWI, pongamos 90%-10%, que si marca algo parecido, como 85%-15%. A quien le obsesione este tema quizá lo que mejor le convenga es un solo instrumento de inversión que replique el ACWI u otro índice similar. Saludos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *