LAS 3 PRINCIPALES IMPLICACIONES DEL CONCEPTO DE EQUITY VALUE Y ENTERPRISE VALUE (III)

by in Cultura Financiera, Finanzas, Principios de Inversión 4 abril 2021

ENTERPRISE VALUE

LAS 3 PRINCIPALES IMPLICACIONES DEL CONCEPTO DE EQUITY VALUE Y ENTERPRISE VALUE (III)

Las definiciones de Equity Value y Enterprise Value –expuestas aquí y, posteriormente aquí a través de una metáfora- tienen implicaciones de gran alcance. Vamos a ver cuáles son las principales.

Implicación Nº 1: el equity value actual NO puede ser negativo, pero el enterprise value actual SÍ puede ser negativo.

Hay dos formas de enfocar esto:

  1. El precio de las acciones de una empresa no puede ser negativo, y su número de acciones tampoco puede ser negativo. Por tanto, es matemáticamente imposible que el equity value actual sea negativo.
  2. Los activos totales de una empresa no pueden tener un valor negativo. Pueden no valer casi nada, pero los activos como el efectivo o el inventario nunca podrían valer menos de 0.0 €.

Este mismo concepto se aplica incluso a las empresas privadas: ¿podría un startup de tecnología o biotecnología recaudar dinero de los inversores con una valoración negativa? No. Esa valoración tiene que ser necesariamente positiva.

Por otro lado, el enterprise value actual podría fácilmente ser negativo. Por ejemplo, ¿qué pasa si el equity value actual de la empresa es de 100 millones, pero tiene  millones en efectivo y no tiene deuda? Su enterprise value actual sería de 100 millones negativos. Este escenario es raro; es más común para las empresas que se encuentran a las puertas de la quiebra y que están gastando dinero en efectivo a tasas elevadas, siendo posible que no puedan satisfacer todas sus obligaciones. Un enterprise value negativo, sin embargo, permite al inversor teóricamente “comprar” efectivo con descuento … ¡asumiendo que la empresa sobreviva!

Implicación Nº 2: tanto el equity value INTRÍNSECO como el enterprise value INTRÍNSECO pueden ser negativos.

Como un ejemplo sencillo, si el flujo de caja de una empresa es actualmente negativo en 100 € y se espera que permanezca así, y la tasa de descuento es del 3% y la tasa de crecimiento es del 2%, entonces:

Valor de la empresa = (100) / (3% – 2%) = (10.000)

Suponiendo que este es el flujo de efectivo para TODOS los inversores y que la tasa de descuento es el WACC, entonces el enterprise value intrínseco de la empresa es negativo en 10.000 €. Si la empresa tiene 500 € en efectivo y no tiene deuda, su equity value intrínseco también será negativo.

Tenga en cuenta que, si bien este escenario es TEÓRICAMENTE posible, es extremadamente improbable en la vida real a menos que esté analizando empresas en dificultades o altamente especulativas.

Implicación Nº 3: EN TEORÍA, los eventos financieros no afectarán al enterprise value, pero pueden afectar al equity value.

Si una empresa con un equity value de 1.000 € y un enterprise value de 1.200 € emite 100 € en acciones, ¿qué sucede con ambas métricas? Sabemos que la emisión de 100 € en acciones significa un incremento de 100 € en el lado de los activos del balance y 100 € en acciones comunes en el otro lado del balance, pasivo y patrimonio neto. La compañía tendrá ahora 100 € en activos adicionales, financiados por los inversores. Como resultado, el equity value aumenta en 100 €.

Para pasar del equity value al enterprise value, restamos los activos no adscritos al negocio principal y sumamos los elementos que representan a otros grupos de inversores. El equity value es 100 € más elevado, pero también restamos los 100 € adicionales en efectivo al pasar al enterprise value. No hay nuevos grupos de inversores que agregar. Los cambios se anulan entre sí y el enterprise value permanece igual. Es decir, el enterprise value NO se verá afectado por este tipo de eventos financieros.

Sin embargo, en la vida real no sucede así porque los impuestos, el riesgo de quiebra, los costes de agencia y los mercados ineficientes implican que los cambios en la financiación sí afectarán de alguna manera, aunque sea pequeña, al enterprise value. Pero para el propósito de esta exposición siempre sucede lo mismo: el efectivo cambia, pero después algo en el lado del pasivo y patrimonio neto del balance compensa el cambio para que el enterprise value no varíe.

Ejemplos:

  • Aumento de la deuda: no afectará al enterprise value. El efectivo y la deuda aumentan y se compensan entre sí.
  • Pago de la deuda: no afectará al enterprise value. El efectivo y la deuda disminuyen y se compensan entre sí.
  • Aumento del patrimonio neto: no afectará al enterprise value. El valor en efectivo y el equity value aumentan y se compensan entre sí.
  • Recompra de acciones: no afectará al enterprise value. El valor en efectivo y el equity value disminuyen y se compensan entre sí.
  • Reparto de dividendos: no afectará al enterprise value. El valor en efectivo y el equity value disminuyen y se compensan entre sí.

Tenga en cuenta que el equity value SÍ PUEDE SER AFECTADO, pero no necesariamente, por estos eventos.

***

Pero todavía existen 2 implicaciones más que derivan del concepto de enterprise value y equity value. Las veremos en el siguiente episodio de esta saga.

@mellizonomics & @quietinvestment

Fuente: Breaking into Wall Street.

 

Nos ayudará mucho que inviertas 20 segundos en rellenar esta encuesta.

¿Cómo nos has conocido?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *