LA MANERA MÁS SENCILLA DE SELECCIONAR ACCIONES GANGA (IV)

by in Cultura Financiera, Principios de Inversión 11 marzo 2021

LA MANERA MÁS SENCILLA DE SELECCIONAR ACCIONES GANGA (IV)

La llamada Graham’s Simple Way, que hemos presentado aquí y aquí, es considerada como la última estrategia de inversión diseñada por Benjamin Graham, padre del value investing. Esta estrategia no podría ser más sencilla, basándose en solo 3 criterios de selección:

  1. Comprar acciones cuya rentabilidad sea el doble o más del rendimiento de los bonos corporativos AAA.
  2. Nunca comprar acciones con un PER superior a 10; no obstante, no importa lo alta que sea la rentabilidad del bono corporativo AAA, siempre se pueden comprar acciones a PER 7.
  3. La ratio equity to assets de la empresa debe ser superior al 50%.

A continuación, tras la reflexión general realizada en el post precedente, vamos a diseccionar estos tres criterios:

Graham’s Simple Way Earnings Yield. El earnings yield, es decir, la inversa del PER de la empresa, según el primer criterio de Graham, debe ser al menos el doble que la rentabilidad ofrecida por los bonos corporativos AAA. Un PER de 10, por ejemplo, equivale a una rentabilidad o earnings yield del 10%. Un PER de 20, por tanto, representa una rentabilidad del 5%.

Al comparar la rentabilidad de las acciones o earnings yield con la rentabilidad de los bonos corporativos AAA, se nos invita a ver una acción como un “bono de capital”, lo que permite a un inversor comparar una inversión en acciones con otro tipo de inversiones disponibles. Warren Buffett sostiene que las tasas de interés actúan como gravedad financiera en el mundo de las finanzas, específicamente los bonos del gobierno a 10 años, cuyo interés se considera “libre de riesgo”, al contar con el respaldo del gobierno de los EEUU. Cuanto mayor sea la rentabilidad de la deuda pública, mayor será la rentabilidad de los bonos corporativos para compensar a los inversores por el riesgo añadido de prestar dinero a una empresa privada, respaldada por sus activos y su capacidad de generar beneficios y no por el gobierno, y atraerlos a comprar deuda corporativa. Las rentabilidades altas de los bonos implican, en general, que las acciones deben ofrecer también rentabilidades más elevadas para atraer a los inversores.

Las acciones conllevan probablemente más riesgo que los bonos corporativos y definitivamente más riesgo que los bonos gubernamentales. Por eso, Graham exige una rentabilidad mucho mayor (el doble o más), para compensar cualquier riesgo adicional (es decir, exige un margen de seguridad superior). Esta compensación excesiva también genera rentabilidades mayores a medida que las acciones suben de precio y, por tanto, vuelven a tener a una rentabilidad más normal.

Graham’s Simple Way reglas del PER 7 y del PER 10. Las acciones con un PER superior a 10 son excluidas por lo que los inversores se centran en empresas muy baratas puesto que a medida que aumenta el PER se corre el riesgo de comprar acciones más caras en relación con el PER histórico del mercado.

El PER promedio histórico del S&P 500 es de aproximadamente 15-16 veces los beneficios. Cuando se observa las valoraciones de las acciones con esta perspectiva histórica, un PER de 10 equivale aproximadamente a un 1/3 de descuento en relación al PER histórico promedio del mercado. Si el PER fuera más alto que esa media, no se obtendría ese margen mínimo de seguridad de 1/3 que exige Graham.

Sobre la base de esta cifra histórica del PER, un PER de 7 otorga al inversor más o menos un 50% de descuento. Los períodos de mercado caracterizados por PER bajos son raros y suelen ocurrir antes de un mercado alcista muy prolongado. En resumen, comprar acciones durante estos períodos significa estar preparado para lograr grandes rentabilidades futuras, en el sentido de colocar las probabilidades de éxito del lado del inversor.

Graham’s Simple Way regla de la ratio Equity to Assets igual o superior al 50%. Al comienzo de su carrera profesional Graham pasó mucho tiempo analizando la cobertura de intereses de una empresa, la deuda en relación al capital social, los covenants de deuda, etc., con el fin de encontrar compañías que fueran financieramente sólidas. Al final de su vida, sin embargo, se inclinó por una regla simple: considerar que la situación financiera de la empresa era probablemente sólida si la relación entre el patrimonio neto y los activos totales era al menos del 50%. Es decir, que más del 50% de todos los activos se financiaran con recursos propios.

La regla de la ratio equity to assets igual o superior al 50% ayuda a evitar empresas en riesgo de insolvencia. Por sí sola esta regla constituye un sólido control de la solidez financiera y posteriormente contribuye a impulsar la rentabilidad de las acciones.

Los inversores más prudentes pueden ir un paso más allá y exigir un current ratio de 2, es decir, que la relación entre activo corriente y pasivo corriente sea 2x. De esta manera se satisface la preferencia de Graham por las empresas que “poseen el doble de lo que deben.” Por lo menos a corto plazo. Esto también ayudaría a los inversores a centrarse en empresas con una liquidez sólida. Las empresas con grandes current ratio pueden cubrir fácilmente sus pasivos a corto plazo y evitar el impago de sus obligaciones y la suspensión de deuda e incluso la quiebra.

***

Una vez diseccionados los criterios de selección de acciones, el siguiente paso consistirá en analizar las reglas de construcción de una cartera en base a esta estrategia.

@mellizonomics & @quietinvestment

El mantenimiento y mejora de una web como la nuestra no es gratuito y por eso Quiet Investment es partícipe del programa de afiliación de Myinvestor, de tal manera que recibiremos una pequeña comisión, única y exclusivamente por cada inversor que abre una cuenta en Myinvestor, pero nunca por recomendar o contratar un producto o instrumento de inversión específico. De esta forma pretendemos sufragar los gastos de esta web y, llegado el caso, hasta mejorarla.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Nos ayudará mucho que inviertas 20 segundos en rellenar esta encuesta.

¿Cómo nos has conocido?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *