fbpx

Blog

Quiet Investment / Cultura Financiera  / COMPARACIONES INDEXADAS NO TAN ODIOSAS. ING vs VANGUARD

COMPARACIONES INDEXADAS NO TAN ODIOSAS. ING vs VANGUARD

Desde mediados de 2005 contamos en España con un fondo de inversión índice comercializado por ING DIRECT, “tu banco amigo”, aunque gestionado por Amundi. Se trata del ING Direct Fondo Naranja SP500, todo un veterano de la indexación. En años completos, 2006-2018, ya tenemos pues una buena referencia “made in Spain” de la indexación. ¿Qué tal si la comparamos con el mítico Vanguard 500 del legendario John C. Bogle?

Dicen que las comparaciones son odiosas y en materia de fondos índices aún lo pueden ser más puesto que la indexación compite por el reparto de la misma rentabilidad… menos el coste de obtenerla. A nadie se le oculta entonces que los gastos generales del Vanguard 500 son muy inferiores a los del FN SP500: 0.25% versus un abusivo 1.1%.

Mal empezamos.

01.COMPARACIONES INDEXADAS NO TAN ODIOSAS: EL INNEGABLE ÉXITO DEL FN SP500.

Un breve vistazo al buscador de FI de MorningStar España, con los criterios de búsqueda que se ven en la imagen y ordenado el resultado de mayor a menor rentabilidad a 10 años vista, muestran la excelente clasificación del, a nuestro entender, verdadero producto estrella de la entidad naranja:

FI ING Fondo Naranja SP500

Ni más ni menos que la sexta posición a 09/09/2019. Le superan tímidamente 5 FI y tan sólo el primero, Bankinter EEUU Nasdaq 100 (otra indexación, por cierto) le gana por más de un 1%. Unos datos a todas luces irrebatibles y muy difíciles de digerir para la arrogante gestión activa nacional. Hay que admitir que ING Direct le ha colado un buen gol a la industria de los fondos de inversión españoles. Sus clientes tienen todos los motivos del mundo para estar contentos: han obtenido mejores rentabilidades que las ofrecidas por la gestión activa y, además, han pagado por ello bastante menos (aun siendo elevados los costes del FN SP500).

Al terminar el primer semestre del presente año el patrimonio del fondo ascendía a 363 millones de euros repartidos entre más de 26.000 partícipes. ¡Enhorabuena!

02.COMPARACIONES INDEXADAS NO TAN ODIOSAS: DIFERENCIAS DE RENTABILIDAD CON EL VANGUARD 500.

A continuación, señalamos la performance del Vanguard 500, en dólares, versus la del FN SP500, en euros (el FN no cubre divisa):

ING Fondo Naranja SP500 vs Vanguard 500

Como podemos observar las rentabilidades no coinciden y a veces son incluso muy diferentes. En ocasiones a favor del Vanguard 500 y en otras a favor del FN SP500. Si bien, de media, el primero lo hace un 1.67% mejor que el segundo.

Esta disparidad se debe en primer y obvio lugar al coste más elevado del FN SP500 y en segundo, y no menos importante, al efecto divisa, aunque este problema tiende a atemperarse en el largo plazo. Como tercer motivo que justifica esta disparidad de rentabilidades, pero también de menor relieve, se encontrarían los errores en la replicación del índice SP500 TR si bien es verdad que estos fallos operan a veces en beneficio del inversor.

03.COMPARACIONES INDEXADAS NO TAN ODIOSAS: 2.60$ vs 2.17€.

Y de la siguiente manera les habrían ido a 1$ y a 1€ invertidos respectivamente en el Vanguard 500 y en el FN SP500:

1€ VS 1$ ING Fondo Naranja SP500 vs Vanguard 500

Si nos fijamos en las rentabilidades compuestas anuales desde cada año hasta el 2018 las diferencias serían las siguientes:

RENTABILIDAD ING vs Vanguard

Como el lector puede observar entre 2008-2014 y 2018 le fue mejor al inversor en euros del FN SP500. En el resto de años al del Vanguard 500. El fondo índice de ING Direct sale bien parado pues, de media, la diferencia ha sido de sólo un 0.14%. Quiere esto decir que a pesar del mayor coste del fondo naranja el efecto-divisa le ha beneficiado durante más años que al Vanguard 500.

Al terminar 2018 2.17€ equivalían a 2.48$. Hoy serían 2.39$. La diferencia de resultados entre ambos instrumentos no ha sido finalmente tan grande. Lo que no está claro es a quién agradecérselo: a la FED o al BCE. Admitimos sugerencias.

***

Es comprensible que el FN SP500 sea más caro que el Vanguard 500. Al fin y al cabo, no se ofrece directamente al público por parte de una gestora sino a través de un intermediario, ING Direct. También hay que tener en cuenta que si uno es cliente de la entidad naranja invertir en el fondo resulta más cómodo y accesible. Ya está ahí. Todo es fácil y sencillo. Entendemos que son dos buenas razones que justifiquen unos gastos superiores a los de un instrumento tan eficiente como el Vanguard 500.

Partícipes ING Fondo Naranja SP500

No obstante, creemos razonable que ING Direct se plantee la conveniencia de reducir los gastos generales del FI y estimamos que tiene margen para hacerlo puesto que gestiona un patrimonio importante. Hay pastel para ellos y para Amundi. A su vez opinamos que la entidad naranja podría dedicar menos tiempo a la cansina guerra de los depósitos y abanderar el conflicto del ahorro a través de un producto que es intrínsecamente bueno y que podrían comercializar también de manera institucional, por ejemplo, hacia colectivos fácilmente gestionables y numerosos como los funcionarios o los empleados de grandes empresas.

Salvo unos gastos generales elevados el FN SP500 no tiene barreras de entrada, como cantidades mínimas a mantener o invertir, ni comisiones de suscripción o reembolso onerosas. Eso lo convierte potencialmente en uno de los vehículos de ahorro con un futuro más prometedor donde entidad y “entidados” podrían beneficiarse mutuamente todavía más. Es una lástima que ING Direct no se tome en serio a sí misma para tan loable objetivo. Y que tampoco tome en serio al inversor comprometido con el largo plazo. Se lo están perdiendo y es previsible que con el tiempo la competencia “les robe la cartera” salvo que opten por una reducción de los gastos antes señalados.

Fuere como fuere la industria de los fondos de inversión española de tipo activo ha sucumbido en la última década ante el campechano FN SP500. ING Direct podría apretarles aún más las tuercas reduciendo los gastos de su fondo. Le animamos a que lo haga. Lástima que no se atrevan.

Y que suden la gota gorda los CFAs.

Santiago Casal

9 Comments

  • Eduardo Casto

    18 de septiembre de 2019 12:12
    Responder

    Hola. Brillante, como siempre. ¿Nos harías el favor a todos de hacer un post sobre los ETF de ING?
    Un saludo y gracias por tu trabajo,
    Eduardo

  • Fran

    19 de septiembre de 2019 12:40
    Responder

    Buenas compañeros, es un placer leer artículos tan serios y trabajados. Comentar que también existe la posibilidad de contratar a través de BNP Paribas un fondo Vanguard S&P500 en euros.

    • David Núñez

      20 de septiembre de 2019 08:40
      Responder

      Hola,

      Efectivamente. No sólo ya a través de BNP sino también con la intermediación de otras entidades como Renta 4. No obstante, seguiremos tratando el tema de los indexados de ING con alguna otra comparación, puede que esta vez sí un tanto odiosa.

      Saludos
      QI

  • José Antonio Alonso de la Huerta

    23 de septiembre de 2019 20:53
    Responder

    Al menos en R4, los mínimos para invertir en el Vanguard SP500 son de 100000 euros o 100000 dólares, lo que en principio deja fuera a una gran parte de la comunidad inversora. Saludos.

  • José Antonio Alonso de la Huerta

    23 de septiembre de 2019 20:57
    Responder

    Y en BNP, si los datos están bien, el mínimo son 5 millones de EUR o 100000 USD con lo que, de cara al pequeño inversor…

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies