ENTERPRISE VALUE DEFINICIONES ERRÓNEAS. CONCEPTO DE EQUITY VALUE Y ENTERPRISE VALUE (I)

by in Cultura Financiera, Finanzas, Fondos de inversión, Principios de Inversión 7 marzo 2021

ENTERPRISE VALUE

DEFINICIONES ERRÓNEAS. CONCEPTO DE EQUITY VALUE Y ENTERPRISE VALUE (I)

Casi todo lo relativo al equity value, el enterprise value y sus respectivas métricas y múltiplos de valoración, a pesar de su enorme popularidad, uso e importancia, no se suele explicar demasiado bien en la mayoría de las guías, libros de texto, sitios web o redes sociales. Con otros términos contables, en cambio, es posible que no se nos ofrezca tanto material, pero al menos la información suele ser correcta. Pero con el equity value y el enterprise value, no obstante, la información resulta, muchas veces, totalmente errónea.

Por ejemplo, si alguien le preguntara qué significa enterprise value, ¿qué respondería? De los resultados de una simple búsqueda en Google una respuesta razonable podría ser: “Capitalización de mercado más deuda, intereses minoritarios y acciones preferentes, menos efectivo.” Es decir, la fórmula al uso. Otras fuentes proporcionan explicaciones como: “Enterprise value representa el precio de adquisición teórico de una empresa.” En realidad, todas estas definiciones son incorrectas o engañosas.

La definición correcta de enterprise value es la siguiente:

“El valor del negocio principal de una empresa para todos sus inversores.”

Vamos a profundizar en este concepto.

  1. LA DEFINICIÓN REAL DE EQUITY VALUE Y ENTERPRISE VALUE.

Estos dos conceptos, equity value y enterprise value, se remontan a su vez a esta fórmula tan importante:

Valor de la empresa = Flujo de caja / (Tasa de descuento – Tasa de crecimiento del flujo de caja)

En concreto, ¿cómo se mide el “valor de la empresa”? No es una pregunta fácil de responder porque las empresas valen diferentes cantidades de dinero según el tipo de inversor. También es difícil responder porque “el mercado” puede decir en un momento concreto que una empresa vale una cantidad determinada, pero su valor intrínseco puede ser, en cambio, diferente.

Según ambas observaciones, existen entonces dos formas de medir el valor de una empresa:

  1. El “valor de mercado.” ¿Cuánto vale la empresa en este momento según el mercado de valores, esto es, sus propietarios actuales?
  2. El “valor intrínseco.” ¿Cuánto debería valer la empresa según su análisis y opinión?

¿Por qué el valor de mercado podría ser diferente del valor intrínseco? Supongamos que está analizando una compañía que tiene 100€ como flujo de caja. Tanto usted como los propietarios actuales creen que la tasa de descuento adecuada es del 10% porque se espera que empresas similares generen rendimientos anuales del 10% a largo plazo. Sin embargo, no está de acuerdo con las tasas de crecimiento esperadas. Cree que el flujo de caja de la empresa crecerá un 4% en el futuro, pero los propietarios creen que crecerá un 5%. Como resultado, el valor de la empresa es muy diferente para los dos:

  • Valor intrínseco para USTED = 100€ / (10% – 4%) = 1,66€.
  • Valor de mercado = 100€ / (10% – 5%) = 2,00€.

Por tanto, los propietarios quieren 2,00€ por la compañía o no la venderán. Pero usted cree que esa valoración es excesiva y que su valor intrínseco es bastante menor. Como resultado, no comprará a ese precio.

Esa es la razón principal por la que el valor de mercado de una empresa puede ser diferente de su valor intrínseco: usted cree que el crecimiento futuro será un número, pero “el mercado” u otros inversores creen otra cosa. También puede no estar de acuerdo con la tasa de descuento o incluso con el propio flujo de caja. No obstante, la mayoría de las diferencias de valoración se reducen a desacuerdos sobre el crecimiento futuro.

Ahora que hemos explicado en qué se diferencian el valor intrínseco y el valor de mercado, ya podemos definir el enterprise value con mayor precisión.

Para empezar, las dos formas principales de medir el “valor” de una empresa son el equity value y el enterprise value:

  • Equity value o valor del capital o patrimonio neto: es el valor de TODO lo que tiene una empresa (es decir, TODOS sus activos), pero solo para los INVERSORES PATRIMONIALES (es decir, los accionistas ordinarios, propietarios del patrimonio neto).
  • Enterprise value: es el valor del NEGOCIO PRINCIPAL de la empresa (es decir, de SOLO los activos relacionados con su actividad principal), pero para TODOS SUS INVERSORES (accionistas ordinarios y preferentes, acreedores y otros).

Si la empresa cotiza en bolsa, entonces su equity value actual es su capitalización de mercado: sus acciones en circulación multiplicadas por el precio actual de las acciones.

Para pasar del equity value de una empresa a su enterprise value, volvamos entonces a las definiciones:

  • Equity value = valor de los activos adscritos al negocio principal + valor del resto de activos no esenciales o no directamente adscritos a la actividad principal de la empresa.
  • Enterprise value = valor de los activos adscritos al negocio principal de la empresa.
  • Equity value = valor para los inversores patrimoniales, los propietarios del patrimonio neto de la empresa, esto es, los accionistas ordinarios.
  • Enterprise value = valor para los accionistas ordinarios + valor para los inversores en deuda + valor para los accionistas preferentes (y otros).

Por lo tanto, nos movemos del equity value al enterprise value restando los activos no adscritos a la actividad principal de la empresa y sumando los elementos del pasivo y del capital que representen a otros grupos de inversores.

Así, usamos el precio actual de las acciones de la empresa y las acciones en circulación para calcular su equity value, por lo que esto cuenta como su valor patrimonial actual, es decir, lo que todos los demás en el mercado, ¡no necesariamente nosotros!, piensa que TODOS los activos de la empresa valen. A continuación, para calcular el enterprise value actual de la compañía, agregamos su deuda, acciones preferentes e intereses minoritarios, y restamos su efectivo e inversiones.

El efectivo y las inversiones de la empresa cuentan como “activos no adscritos a la actividad o negocio principal” porque la empresa no los necesita para vender productos a los clientes. (Es verdad que sí necesita una pequeña cantidad de efectivo para continuar operando, pero como simplificación ignoraremos eso en el cálculo). Finalmente, si sumamos la deuda, las acciones preferentes y los intereses minoritarios lo hacemos porque representan a otros grupos de inversores.

Para terminar, el cálculo del equity value y el enterprise value solo se puede producir en un momento específico; por ejemplo, no existe un enterprise value “proyectado.”

Aclarados ambos conceptos, no obstante, vale la pena que nos detengamos con un ejemplo metafórico para terminar de perfilar claramente la definición de enterprise value.

@mellizonomics & @quietinvestment

Fuente: Breaking into Wall Street

Blog Quiet Investment

Nos ayudará mucho que inviertas 20 segundos en rellenar esta encuesta.

¿Cómo nos has conocido?

One Comment
  1. Quiet Investment 9 marzo 2021 at 21:18 Responder

    Hola. Creo que en esta frase hay un error: “Enterprise value: es el valor del NEGOCIO PRINCIPAL de la empresa (es decir, de SOLO los activos relacionados con su actividad principal), pero para TODOS SUS INVERSORES (accionistas ordinarios y preferentes, deudores y otros).” No es “deudores” sino “acreedores.” Gracias.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *