fbpx

Blog

Quiet Investment / Principios de Inversión  / El inversor mileurista. Mejorando lo futuro (III)

El inversor mileurista. Mejorando lo futuro (III)

El inversor mileurista. Mejorando lo futuro (III)

Baltasar Gracián nos recomienda “poner un gramo de audacia en todo aquello que hagas«. Eso es lo que hace el amigo del inversor mileurista quien comparte con aquel una idéntica situación laboral. Sin embargo, su tasa de ahorro es superior a la de su homónimo: entre un 10%-15% anual o lo que es lo mismo entre 1.200€-1.800€ anuales. Si nuestro primer mileurista era un indexador fijo nuestro segundo protagonista será un indexador progresivo. Su plan de acción es idéntico al de su mentor, pero sabedor de que es mejor comprar barato que caro va a aplicar ese gramo de audacia a su propio plan de inversión indexada sobre el maltrecho índice patrio.

El problema de nuestro intrépido inversor es, sin embargo, complicado: ¿cuándo es caro o barato un índice como el IBEX35 y, sobre todo, cómo llegar a saberlo? Muchos se dedican a averiguarlo y cada uno tiene sus propias opiniones al respecto. Esto no es ningún consuelo para nuestro audaz inversor indexado que ni tiene los conocimientos macroeconómicos necesarios ni tiempo ni ganas de tenerlos. No obstante, lo que sí sabe es que debe protegerse de su propia ignorancia y decide, entonces, prestar atención de nuevo a Baltasar Gracián quien recomienda que “es cordura provechosa ahorrarse disgustos: la prudencia evita muchos.” Cuadrando el círculo el amigo mileurista del inversor mileurista hallará una extraña ecuación entre audacia y prudencia que le protegerá de su ignorancia y que, además, le evitará el estudio de largos y pesados tratados macroeconómicos así como de las correspondientes y aburridas noticias de la sección de actualidad económica. Entre el Marca y el Expansión él se lo pasa mejor con el Marca.

La audaz y prudente indexación progresiva en dos cuadros

 

_1

 

El 1 de enero de 2008 nuestro indexado progresivo invierte 600€ en el fondo índice. Esta cantidad, el 5% de sus ingresos totales anuales, es su cuota base o mínima de inversión. Nuestro hombre ahorra entre 1.200€-1.800€ anualmente pero en 2008 invierte sólo 600€ porque observa lo que ha sucedido en el año 2007. En tal período la bolsa subió. Por tanto, mantiene un perfil bajo de inversión. Sigue pues una norma básica de valoración bursátil: la bolsa sube ergo está cara o más cara e invierto X; la bolsa baja ergo está barata o más barata e invierto 2X o 3X o incluso 4X si sigue bajando. Y como quien no quiere la cosa de un solo plumazo se ahorra un montón de complicaciones y de quebraderos de cabeza a pesar de la hilaridad que su planteamiento simplón pueda causar en el mar de expertos que pululan en los mercados engendrando predicciones y pariendo augurios. Él tiene claro lo que tiene que hacer y deja las “macronomics” y la astrología para los entendidos. Que trabajen ellos.

Su primer ejercicio como actor de los mercados, el 2008, es un completo desastre pues el IBEX con dividendos se hunde un 36.50%. Así pues, invierte 1.200€ en 2009 año en el cual la bolsa española rebota. Por tanto en 2010 invertirá de nuevo 600€. Pensando que ya había escampado se encuentra con la desagradable sorpresa de otro año de pérdidas así que de nuevo en 2011 invierte 1.200€. Las desgracias continúan en España y la bolsa vuelve a arrojar pérdidas. Inasequible al desaliento nuestro audaz inversor mileurista hace de tripas corazón e invierte 1.800€. El 2012 es un año mediocre pero, aparentemente, termina con ganancias gracias a los dividendos. En 2013 tocan de nuevo los 600€ de rigor.

Y hasta aquí el mundo de colorines de pin y pon. Como en el caso de su amigo del post anterior al arrojado indexador progresivo le afectarán los mismos demonios: comisiones abusivas, desviaciones respecto al índice de referencia y madame inflación que nunca se pierde ninguna fiesta. Aquí tenemos los resultados anteriores tamizados por la dura realidad:

 

_2

 

Nótese que hay una diferencia en la mecánica de las aportaciones que se produce en el ejercicio 2013. Aparentemente, el 2012 habría sido positivo pero en términos reales una vez descontada la comisión, la desviación y la inflación la rentabilidad sería negativa. Por tanto en 2013 tocan 2.400€ de aportación (2.157€ en términos reales) y no 600€ (o 539€ tras las reiteradas y acumulativas visitas de doña inflación). El hecho de que nuestro inversor progresivo se atenga a la realidad de su inversión en términos reales le ha indicado la conveniencia de no romper su plan inicial de progresividad mientras la rentabilidad real ofrecida por el mercado no sea positiva. No se ha dejado engañar por las apariencias y fiel a su filosofía inversora basada en una atroz disciplina espartana ha tomado la decisión correcta desde el punto de vista de la coherencia interna de su propio plan.

Observe ahora el lector los resultados reales obtenidos por este aventurero perezoso y tozudo en el segundo cuadro aportado.

Valoración

Igual que en el caso del primer inversor mileurista, que opta por una indexación fija, los resultados no parecen nada espectaculares. Disentimos en ese punto. Los resultados son buenos. No sólo ha conservado el poder adquisitivo de su dinero sino que además ha obtenido ganancias reales. Igual que su amigo ha logrado el no va más en la peor crisis financiera, económica y bursátil española desde que él tiene uso de razón: no perder y ganar un poquito. Toda una proeza teniendo en cuenta el esfuerzo intelectual aportado. Trabajo de investigación de las perspectivas macroeconómicas, estudio de mercado, asesoramiento profesional y un largo etcétera igual a un cero mondo y lirondo. Vago no. Lo siguiente. Y ahí está, vivito y coleando pitorreándose del panorama general que le ha tocado sufrir y de los inmensos esfuerzos realizados por inversores particulares e institucionales. ¡Qué tío!

En el siguiente post vamos a realizar una valoración de ambas perspectivas de inversión indexada, fija y progresiva. Analizaremos el esfuerzo económico que ha representado para sus protagonistas. Trataremos de cómo y por qué han obtenido estos resultados que aquí estimamos muy buenos. Veremos además los problemas e inconvenientes de otras alternativas. Echaremos un vistazo a la ventaja competitiva de la que ambos han hecho gala y del triunfo de su gestión emocional basada en la pereza, la vagancia y la indolencia tamizadas por una brutal disciplina.

 

Santiago Casal

7 Comments

  • Alonso

    12 de julio de 2014 21:36
    Responder

    Hola primero felicitarte por tu blog, lo he descubierto en un hilo de rankia sobre Gestión pasiva: Bogleheads y otros temas relacionados con la indexación. Soy principiante en el tema y mi pregunta es como calculas la rentabilidad compuesta. También si consideras imprescindible que cada ahorrador tenga una tabla (la que expones en segundo lugar) para conocer la realidad de tus inversiones o si la complementarias con otros datos. Muchas gracias.

    • Quiet Investment

      13 de julio de 2014 17:32
      Responder

      Hola Alonso. Muchas gracias. En internet hay varias calculadoras de interés compuesto, la fuerza más poderosa del universo según Einstein. Sí nos parece fundamental que el inversor disponga de un cuadro donde anotar el capital invertido, el tipo de activo, el tiempo y la rentabilidad. Eso es lo principal. Un saludo.

      • Alonso

        3 de agosto de 2014 02:05
        Responder

        Hola Quiet Investment. He buscado por internet varias calculadoras compuestas y no acabo de aclararme. En el ejemplo que pones cual es la inflación anual (o como la calculas cuando son varios años). Te agradeceria que me indicases cual es la que utilizas para obtener estos resultados y los datos iniciales.
        Tambien me gustaria saber si «la comision+desviación» de un fondo es su TER y si esta ya esta descontada en el precio de compra y venta por lo que no se sumaria al IPC. Gracias y felicidades de nuevo

        • Quiet Investment

          3 de agosto de 2014 20:24
          Responder

          La inflación anual es la que aparece bajo el epígrafe IPC, que puedes encontrar en el INE. Con lo de comisión+desviación nos referimos a todos los gastos que genera el fondo y al hecho de que éste no consiga replicar correctamente al índice de referencia. No se descuenta nada: todo lo que influye negativamente en la rentabilidad del fondo hay que restarlo. Aunque el dinero se invierte a lo largo de un período de 7 años nosotros hemos calculado la rentabilidad como si todo hubiese sido invertido en el primer ejercicio. Lo que queremos demostrar con el post es que es complicado perder dinero con un sistema de indexación progresiva apoyado en el tiempo incluso para una etapa tan nefasta en la bolsa española como la comprendida durante el período 2008-2013. Un saludo.

  • Agustín

    25 de marzo de 2015 08:00
    Responder

    Muy buen post, se agradece. Les escribo desde.Argentina en donde.se.están viviendo momentos de euforia bursátil. Esto me hace preguntar.si no.se estara n poniendo caras las acciones argentinas??.
    Como una especie de inversor mil-eurista, tengo preguntas sobre la estrategia que sigue vuestro inversor cuando considera que esta cara la bolsa: 1) la idea de invertir menos cuandonse considera que la bolsa o índice estan caros, como se lleva con el promediar el costo de unidades monetarias de B Graham??/2) Si se toma la decisión de no invertir en el fondo o mercado que creemos caros, donde invertimos?? fondos de otras regiones, bonos o divisas por ej.??
    Desde ya gracias.
    Saludos.
    Agustín.

    • Quiet Investment

      25 de marzo de 2015 21:00
      Responder

      Hola y muchas gracias. No conocemos el mercado argentino así que no podemos opinar al respecto. El promedio del coste monetario de Graham se aplica siempre, independientemente de la percepción alcista o bajista del mercado. Para el caso español una diversificación apropiada de fondos índice sería, por ejemplo, uno local al Ibex35, uno regional al Eurostoxx50 y otro global al S&P500. Un saludo!

  • Agustín

    28 de marzo de 2015 00:17
    Responder

    Muchas gracias por la respuesta.
    Saludos.
    Agustín

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies