EL GESTOR QUE TE CONVIRTIÓ EN MILLONARIO: PETER LYNCH, EL BREVE

by in Cultura Financiera, Finanzas, Principios de Inversión 12 noviembre 2020

EL GESTOR QUE TE CONVIRTIÓ EN MILLONARIO: PETER LYNCH, EL BREVE

Peter Lynch estuvo al frente del Magellan Fund 13 años, de mayo de 1977 a mayo de 1990, cuando dejó su absorbente trabajo al descubrir que sus hijas no se llamaban ni Fannie ni Freddie Mac. Sabia decisión. Durante ese período obtuvo unas rentabilidades estratosféricas que lo catapultaron al Olimpo de los mejores inversores de la historia. Ahora, todos recitan como un mantra sus frases célebres, aunque sin llegar al paroxismo de la “buffettcitofilia”, mientras compran Un paso por delante de Wall Street en Amazon.

Ciñéndonos al período 1978-1989, los 12 años completos de su historial, obtuvo las siguientes rentabilidades, es decir, un 30.53% compuesto anual:

EL GESTOR QUE TE CONVIRTIÓ EN MILLONARIO: PETER LYNCH, EL BREVE

Dos años antes, en 1976, vio la luz el fondo de inversión más importante de la historia: el Vanguard 500, que replica a bajo coste la rentabilidad con dividendos del benchmark por antonomasia norteamericano: el SP500. Su promotor fue un “anti-norteamericano” y “comunista” outsider de la industria financiera. Quizá le suene su nombre: John C. Bogle.

Durante esos 12 años de Lynch al frente del Magellan, el Vanguard 500 obtuvo las siguientes rentabilidades, un excelente 16.15% compuesto anual:

EL GESTOR QUE TE CONVIRTIÓ EN MILLONARIO: PETER LYNCH, EL BREVE

A pesar de esta performance sobresaliente del índice norteamericano y su “replicante” lo cierto es que sólo en 2 ejercicios (1984 y 1987) logró superar al mítico Magellan de Lynch, si bien las diferencias entre el primer sexenio (1978-1983) y el segundo son menores y significativas:

EL GESTOR QUE TE CONVIRTIÓ EN MILLONARIO: PETER LYNCH, EL BREVE

No obstante, la inflación media en EEUU durante los años 1978-1989 se marcó un escalofriante y tercermundista ¡6.20%! anual:

EL GESTOR QUE TE CONVIRTIÓ EN MILLONARIO: PETER LYNCH, EL BREVE

Los resultados reales del Magellan quedan entonces corregidos así:

EL GESTOR QUE TE CONVIRTIÓ EN MILLONARIO: PETER LYNCH, EL BREVE

Y los del Vanguard 500, de esta manera:

Por tanto, un dólar invertido en Magellan en 1978 no obtuvo una rentabilidad compuesta anual del 30.53% sino otra, “más moderada”, de un increíble ¡24.48%! Dónde hay que firmar… La inflación devora casi la mitad de los resultados:

Lo mismo le ocurre al Vanguard, que pasa de ese excelente 16.15% a un 9.83%, un resultado también sobresaliente y por encima de la media de rentabilidad real esperada del 6%-7%:

EL GESTOR QUE TE CONVIRTIÓ EN MILLONARIO: PETER LYNCH, EL BREVE

Así pues, el Vanguard obtuvo unos resultados de sobresaliente en términos reales, pero Lynch se llevó la matrícula de honor. La diferencia abismal entre el Magellan y el Vanguard 500 es la diferencia entre un buen resultado, por encima de la media, y un resultado que te puede convertir en millonario.

Posteriormente, Peter escribiría dos libros, convertidos actualmente en clásicos de las finanzas. “Un paso por delante de Wall Street”, ya mencionado, es el más conocido, aunque una parte de los inversores-lectores lo consideran sobrevalorado. Asunto polémico. El otro libro de referencia de Lynch se titula Batiendo a Wall Street y ha sido felizmente traducido al español de la mano de Deusto y Value School.

(También es co-autor, junto con John Rothchild, de Learn to earn, desafortunadamente no disponible en español, pero sí accesible para descarga de los interesados a través de la sección Tools de Quiet Investment. Su contenido se resume en su subtítulo: A Beginner’s Guide to the Basics of Investing and Business.)

Cuando Lynch tomó las riendas de Magellan gestionaba 18 millones de dólares. Cuando las dejó sumaba 14 mil millones. Es verdad que la performance de su segundo sexenio es peor que la del primero, con ser excelente de todas formas. Además, durante los primeros años de su “égida”, el fondo estaba cerrado. Es decir, pocos inversores pudieron beneficiarse del talento de Lynch y de la mejor parte de su performance, la inicial. Muchos gestores activos insisten en que el tamaño es un lastre para la rentabilidad. A la vista de lo acontecido en la última década con la gran capitalización norteamericana habrá quien no esté de acuerdo. Parece que el tamaño del Magellan, a la luz de su peor performance relativa en el período 1984-1989, sí empezó a ser un lastre.

No hay demasiados ejemplos, es cierto, pero hay que reconocer que la gestión activa bien hecha o, si se prefiere, “cuando sale bien”, traslada al inversor desde el “notable” SEGURO de la indexación a la INCIERTA “matrícula de honor” activa. Esta diferencia es la que separará finalmente al ahorrador acaudalado del inversor millonario.

Nos hemos quedado sin saber si la reversión a la media hubiera hecho descender al gran Peter Lynch al fango de la underperformance relativa respecto a los índices. ¿Se fue a tiempo, en la cima? En todo caso, cómo no, nos alegramos por él y su familia. Time is GOLD, dicen ahora.

Sin embargo, esta historia no está completa. Coloca unos merecidos laureles sobre la egregia cabeza del canoso gestor norteamericano. No obstante, como el lector astuto ya habrá sospechado, aquí falta algo. Y de ese “algo” hablaremos próximamente.

@mellizonomics & @quietinvestment

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *