EL CAPITALISMO CHINO QUE TE PODRÍA TOCAR VIVIR

by in Finanzas, Opinión y Actualidad 24 octubre 2022

EL CAPITALISMO CHINO QUE TE PODRÍA TOCAR VIVIR

Dado que China es la primera potencia económica mundial en términos de PIB ppa y lo seguirá siendo durante mucho tiempo, además de superar definitivamente a EEUU en el PIB nominal, es conveniente que sepamos cuáles son las características del capitalismo chino, contrapuesto al hegemónico representado por los EEUU y que hemos llamado capitalismo meritocrático liberal siguiendo la clasificación usada por el economista Branko Milanovic. En este sentido el modelo de capitalismo chino se denomina capitalismo político.

Aunque muchos no lo compartan por el hecho de ser China una autocracia o dictadura de partido único, denominándose dicho partido Partido Comunista Chino, Milanovic considera que China es capitalista porque la mayor parte de la actividad productiva se lleva a cabo a través de medios privados de producción, el capital contrata trabajadores libres y las decisiones económicas se toman de forma descentralizada, los tres requisitos básicos que tienen que existir para calificar a un sistema económico como capitalista, tal y como vimos en la primera parte de esta serie. La palabra “comunista” en la denominación PCCH tiene tanto valor como la palabra “democrática” en la antigua RDA, República Democrática Alemana.

El capitalismo político chino es, no obstante, un capitalismo condicionado políticamente, es decir, el poder político se utiliza para obtener beneficios económicos y sus tres principales características son las siguientes:

  1. Posee una burocracia muy eficiente y tecnocráticamente experta, cuyo objetivo fundamental es obtener crecimiento económico. El crecimiento económico es la base de la legitimidad de todo el sistema. Esta burocracia es mejor y más competente que la de los países de capitalismo meritocrático liberal y se accede a ella por a través de mecanismos meritocráticos.
  2. No existe imperio de la ley. Las leyes sí existen, pero se subordinan al interés nacional. Por tanto, si hay que tomar decisiones arbitrarias que se salten la ley, estas decisiones se toman sin cortapisa alguna. Habitualmente, el beneficiario de las mismas es la élite dirigente.
  3. El Estado tiene total y completa autonomía para perseguir el interés nacional. Si hace falta y es necesario no tendrá ningún reparo en limitar o restringir las actividades privadas, incluidas las de las empresas privadas y sus propietarios o directivos. Coticen o no coticen en la bolsa.

EL CAPITALISMO CHINO QUE TE PODRÍA TOCAR VIVIR

Caracterizado de esta manera el sistema de capitalismo político, surgen inmediatamente dos contradicciones fundamentales de tipo sistémico:

  1. La primera contradicción se da entre las características 1 y 2 del capitalismo político, esto es, entre la gestión impersonal de los problemas (burocracia competente y meritocrática) y la aplicación discrecional de las leyes (ausencia de imperio de la ley) porque una burocracia competente busca siempre que las leyes se cumplan, pero tal propósito choca con la arbitrariedad del poder político que, en ocasiones, lo impide.
  2. La segunda contradicción se produce entre las las características 2 y 3, esto es, entre la ausencia del imperio de la ley y la base sobre la que descansa la legitimidad del sistema, el interés nacional. Así, la arbitrariedad genera inevitablemente corrupción a favor de la élite, lo que, a su vez, aumenta la desigualdad. Sin embargo, la legitimidad del sistema necesita que el crecimiento económico no se detenga y que la desigualdad se mantenga bajo control porque si es excesiva puede socavar el propio sistema.

EL CAPITALISMO CHINO QUE TE PODRÍA TOCAR VIVIR

Los países que practican el capitalismo político se centran, pues, en obtener tasas de crecimiento económico más altas y es básicamente ahí donde radica la legitimidad de sus gobiernos. Pero la discrecionalidad en la aplicación de la ley produce inherentemente un sistema en el que la corrupción puede prosperar. La aplicación arbitraria de las leyes no es, por tanto, una anomalía sino la fuente del poder de los líderes políticos.

El capitalismo político se considera a sí mismo mejor que el meritocrático liberal apoyándose en que muchas personas están dispuestas a cambiar democracia por economía. Tienen la ventaja de ser más decididos en su búsqueda del crecimiento económico. Deng Xiaoping propugnó un sistema híbrido que mantenía algunas condiciones económicas capitalistas en un país guiado estrictamente por un sistema político de partido único, poniendo el énfasis en tener una burocracia competente que dirija la economía a través de un enfoque experimental basado en la evidencia, en lugar de ideológico.

Las ventajas de este enfoque es que permiten poner en práctica políticas mercantilistas donde prima el interés nacional y los líderes legitiman su gobierno con el crecimiento económico derivado de esas políticas. Con un liderazgo sin restricciones, sin impedimentos democráticos sostenidos en el imperio de la ley, se pueden poner en marcha ambiciosos proyectos de infraestructura y desarrollo. Las desventajas parten de que otros asuntos, como los derechos individuales, son secundarios dado que siempre prevalece como primer objetivo continuar el crecimiento y desarrollo económico.

El problema fundamental al que se enfrenta el capitalismo político es, pues, la corrupción que provoca la autonomía política para interpretar y aplicar la ley sin poder alguno que ejerza de contrapeso. Y la corrupción, si genera desigualdad y es percibida por los ciudadanos, socava la legitimidad del sistema. Un reflejo de ello es también la malversación y la fuga de capitales.

El inversor podría pensar que, si las empresas privadas crecen en tamaño e importancia en China, pueden llegar a rechazar esta interferencia del PCCH buscando un entorno comercial al estilo occidental. Esta pretensión la desmiente hasta ahora la propia historia de China, caracterizada por un patrón de dominio e interferencia estatal en el sector privado. La arbitrariedad en la aplicación de las leyes conlleva, además, un problema claro de transparencia que resulta contraproducente en el análisis de las empresas, dificultando el trabajo del inversor, que ha de sumar un elemento más de incertidumbre a su análisis derivado de la inseguridad jurídica.

No obstante, cabe preguntarse si este modelo es exportable y si puede competir con el representado por EEUU y su capitalismo meritocrático liberal, que tan buenas rentabilidades históricas ha heredado de los capitalismos clásico y socialdemócrata. Al fin y al cabo, esto es lo que realmente le interesa al inversor. De ello, hablaremos en el siguiente post.

@mellizonomics & @quietinvestment

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 8 Promedio: 4.1)

Nos ayudará mucho que inviertas 20 segundos en rellenar esta encuesta.

¿Cómo nos has conocido?

2 Comments
  1. guillermo barrantes 27 octubre 2022 at 01:49 Responder

    El anàlisis ha sido detallado y no deja màrgenes de dudas, me gustarìa que hiciera un comentario del la purga polìtica recien pasada y la proyecciòn econòmica a corto y mediano plazo en relaciòn con Europa y USA, gracias.

    • Hola. Tengo serias dudas acerca de que, efectivamente, se haya producido una purga política. Más bien señalaría un reforzamiento de los poderes de Xi y su facción. Hu Jintao es un anciano enfermo desde hace varios años y el PCCH ha cometido la torpeza de llevarlo al Congreso. Por otro lado, a corto y medio plazo lo más probable, pero no seguro, es que la economía china acabe superando a la de EEUU en PIB nominal. En PIB ppa ya hace años que lo ha hecho. Asimismo, es posible que se produzca un proceso de desglobalización y de vuelta al comercio por bloques habida cuenta de que muchos países empiezan a mostrar actitudes más proteccionistas, no de manera global, sino limitada a aquellos sectores económicos que estiman estratégicos. En EEUU y Europa las clases medias-bajas y las clases bajas son claros perdedores de la globalización y las consecuencias sociales de esta situación pueden generar inestabilidad política en nuestros países. No obstante, es arriesgado hacer predicciones en este sentido. En términos bursátiles MSCI incluye a China en los Emerging Markets y no en los mercados desarrollados y, creo, que con buen criterio, por el momento. S2

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *